Unas Corvinas Bien Trabajadas

01-05-2014 Por fin ya instalado en la casa nueva, aunque a medio terminar, pero muy contento de ver cómo avanza este gran proyecto de construir mi casa propia, desde Febrero con todas las energías y lukas puestas ahí, la pesca fue relegada y solo miraba de lejos la playa, cada fin de semana dedicado a trabajar en las múltiples tareas que aún están pendiente pero los astros se alinearon, la marea dió un respiro y se nos acercaba el día del trabajador, una oportunidad excelente para volver a la pesca y que mejor que compartirla con los dos grandes amigos que me ayudaron en esta gran empresa, el walter y el pato, el destino no podía ser otro que el sector de los perros que nos regalo una jornada soñada de corvinas y otra de lenguados.

Aprovechariamos de estrenar la camioneta nueva del Walter, una terrano 4x4 diesel del año, nos faltaba uno y decidimos invitar el Javier Fernández que siempre está dispuesto a compartir una buena jornada de pesca, la salida a las 4 de la mañana y el retorno después de almuerzo.

El oleaje era algo complicado, saliendo de una marejada, el mar muy espumoso y el destino es muy abierto al oleaje por lo que existía gran riesgo de no poder pescar en esa zona, pero no todo es altura de ola, junto con el viento un factor fundamental es el periodo de la ola, lo que nos da luces de que si tendremos chances de presentar nuestros señuelos o jig adecuadamente, me explico: Las olas vienen en lo que se denomina trenes de olas, es decir grupos de 3 o 4 olas continuas para luego presentar un periodo de calma y recibir el nuevo tren de olas, ese periodo de tiempo entre trenes de olas que se mide en segundos se le denomina precisamente periodo y lo podemos ver gráficado en los distintos sitios de pronóstinos de oleaje, puede ser corto en torno a los 10 a 12 segundos o muy largo de 18 a 20 segundos, ello implica que a mayor tiempo entre trenes de olas, estás tendrán mucha potencia y golpearan muy fuerte para luego tener esos 20 segundos de calma en donde podemos entrar lanzar el jig o señuelo y luego protegerse de la furia del oleaje, en estas condiciones se hace difícil pescar desde playa siendo más recomendable buscar abrigo en rocas altas, en cambio un tren de olas corto genera un oleaje continuo pero de menor potencia, es decir, puedes estar pescando con los pies metido en el agua sin temor a que una ola te arrastre aunque obvio depende de la morfología de la playa tambien.

En este caso el mar estába algo revuelto pero un perioro de ola de 12, muy corto, por lo que nos daría tiempo suficiente para trabajar nuestro jig y señuelos en la orilla, eso en teoría al menos, así que confirmamos el lugar y apostamos todas las cartas.

El día previo fue muy intenso con la celebración en el trabajo del 1 de mayo, buscar entre el montón de cosas apiladas mis señuelos de pesca y durante la tarde empiezo a recibir sin parar muchas llamadas teléfónicas, resulta que el Javier coloco en facebook que iria a pescar y los interesados llegaron por montón, rápidamente se sumo un segundo vehículo del ignacio, se acoplo el antuan, cescare, rodrigo y el paulC, se quedaron abajo varios entre eloos el jonathan, el janos, mi amigo el claudio gonzález entre otros, lo que sería un asadito piola en la playa se convirtío en carrete tipo campeonato, la cita quedó en mi casa a las 4 de la mañana.

Yo vivio en una barrio bastante antiguo, de gente mayor casí sin niños por lo que es bien silencioso, a las 4 de la mañana llega el javier gritando HOOOOOLA MAAAAAURO, al tiempo que veo cómo se encienden varias luces.

El viaje fue bien ameno y corto, la camioneta exquisita para los que ibámos adelante, llegamos justo al amanecer, quizas unos 15 minutos tarde, pero la llena estába a las 11 de la mañana recién.

El oleaje desde arriba era algo intimidante, mucha espuma y revoltura pero efectivamente la ola estába inusualmente lenta, de forma que más que jig pesados que se fueran o fondo, opte por señuelos nadadores, una duo action, la koster y la ima surfer.

Casi todos se fueron a la zona norte de la playa, que es donde más pesca nos ha dado en jornadas anteriores, yo opté por un canalón de orilla que queda al lado sur, buscando bien atrás el pique, lances muy largos con la duo, en torno alos 50 metros, pero increíblemente las corvinas andaban a dos metros, en el corte de la ola que cómo estábamos de baja se situaba a nuestros pies y que se aprecia en la foto de arriba donde se ve la cresta de la ola.

pique fuerte y una arrancada corta, bonita pelea y cobro la primera, unos 3 a 4 kilos, luego vinó la segunda y tercera, muy entretenida la jornada hasta las 8 de la mañana, en donde el pique se volvío mas escaso y las corvinas más chicas, que fueron devueltas.

A lo lejos divisaba cómo el PaulC cobraba un par de corvinas de similar tamaño, el pato un lenguados en torno a los 3 kilos, el rodrigo muy pegado a la roca sacaba dos al hilo, todas muy parejas, una jornada bien entretenida con pesca para todos, por ahí algún roncacho y salieron canques, muy similares a las corvinas pero con colmillos, lamentablemente no le saque fotos.

 

Pero el bendecido de la jornada fue el Ignacio, que a punta de su arsenal de señuelos había logrado algunas corvinas de 2 kilos, se manda flor de chancha con una maxrap.

Muy buena la pelea y muy bien trabajada, sin apurarse y sin dilatar en demasía, cómo fue la tónica el pique muy cerca de la orilla.

Que nos e engañen, el ignacio mide cómo 1,90

7,4 kilos arrojo en la balanza la rubia.

Estando yo al otro lado de la playa no pude presenciar la gran batalla que estába dando el pato con un megalenguado, dos arrancadas largas hacia el fondo, una lucha al todo y nada que se alargaba sin desenlace claro hasta que en la espuma se ve aletear un megalenguado de unos 10 kilos, que queda ahí, pegado entre la espuma y la arena, el walter corre a recogerlo, trata de tomarlo de las agallas pero no puede, se le enreda la línea en los pies, viene una ola y el lenguado se safa.

Que decir, por ahí hay un dicho "mas vale haber amado y perdido que nunca haber amado"

son cosas de la pesca.

A las finales al Walter ahora le dicen el orgasmo corto, porque las malas lenguas dicen que lo único que escucharon fue: ay ay ayy ayyy ayyyyy , hoooo

 

Por mi parte hice la pesca temprano y más que conforme de sentir de nuevo esa adrenalina.

Mi señora me comentó que hace tiemnpo no me veía esa cara, y es verdad, este proyecto de la casa muchas veces me superó, los tiempos, dineros y complicaciones me pasaron la cuenta, el estres se hizo presente pero gracias a Dios pudimos estabilizarnos y establecernos en la casa nueva.

La mala noticia de la jornada fue que el antuan rompio su lamiglass en una roca, qunque es reparable ya que el corte fue a unos 5 cms de la puntera.

Ya a la una empezamos a celebrar el día del trabajador, con una jornada memorable, en donde todos pescaron, unos más otros menos, pero muy pareja.

Que mejor manera de celebrar que en la playa, con pesca y muy buenos amigos.

No me acuerdo que estába hablando el javier pero de seguro era mentira.

Hasta el asado estuvo genial.

Todos planificando la salida del Stella del 17 y 18 de mayo.

A estibar la carga y emprender le regreso.

La belleza a su modo de esta zona, esa simplicidad de la naturaleza sin presencia humana que segregue y contamine todo.

Por favor cuidemos estas playas, especialmente con la basura.

Y la cábala obvio, claro que está tina es más grande y las corvinas se ven más chicas.

y para finalizar la semana un pequeño carrete con mi hermano para inaugurar la casa, un ceviche de corvina, unos quesos y un buen vinito, ¿se le pued epedir más a la vida?

saludos y buena pesca

por Mauricio Hernández Aliaga