Con los zapatos cambiados

26-08-2014

llegando de la pesca del sábado en las cañas, con el cuerpo muy cansado pero feliz por la travesía me llama el claudio, más que un amigo de infancia un verdadero hermano, tenía pendiente esa salida con él, primero le dije que no iba a poder pero luego me hice el ánimo y me mentalice en la levantada temprano que es lo que más costaba, no muy temprano a las 8 y el destino era el sector de las lozas, donde ese día sábado el pelaoC y cia habían hecho una notable pesca de lenguados.

Se alegra al claudio de la confirmación y me dice yo coloco las empanadas y las bebidas, llegamos a buena hora.

Me costo tanto la levantada que cuando me estaba colocando el wader me dí cuenta que me había venido con los zapatos cambiados je je je

una molesta brisa lateral y el agua muy turbia, alejaba una vez más a los lenguados de mi sarten, mucho pájaro en la orilla denotaba la presencia de mucha carnada a uno 70 mtrs. de la orilla.

tenia un arsenal bien grande de señuelos, vinilos, cucharas pero solo era posible hacerle frente con dos o tres chispas de largo alcance, la falcon claw doradita para larga distancia y cercana al fondo, la del abuelo enchulada para ir tambien lejos pero mas a media agua y la shimano surf swimmer siempre en torno a los 70 metros pero esta netamente superficial, por mas que buscaba no daba con la clave.

Me encuentro con el victor que le daba con todo a sus lethal hasta me cobra una bonita pieza, tiraba mucho

tiraba y tiraba, recojo mi línea y saco el boga para yudarlo a cobrar

era un toyo enganchado de la cola, ni se imaginan cómo tiraba ese condenado

con la paciencia de un pescador ya veterano lo cobra y lo devuelve al mar

finalmente tuvo su revancha y salvo cómo una corvina para el almuerzo

Por mi parte no puede buscar con señuelos por abajo ya que había mucha alga suelta, pero si opte por surcan el fondo pensando en que los pájaros tienden a empujar a la corvina mas abajo, especialmente las más chicas, la única duda es que si por la turbiedad del agua las corvinas verian la chispa, la respuesta vino con un golpe seco, pensé que era un lenguado por lo que no lo deje arrancar y lo mantuve cerca del cantil, a la mitad de la pelea ya me doy cuenta que e una corvina, dura pelea me dio ya que andaba con el equipo light, la yamaga rapalera, finalmente la cobre, 5 kilos de potencia y adrenalina.

en la medida que empezó a bajar el mar la busque a media agua y la chispa del abuelo hizo lo suyo con dos corvinas de unos 2 kilos, a las 11 ya el cuerpo me recordo ya estoy viejito además que había que subir el cerro con la collera.

Compartir la pesca, el abrazo y el alma recargada de buena onda.

Saludos ybuena pesca para todos

 

Saludos y buena pesca para todos

por Mauricio Hernández Aliaga