SALIDA AL SECTOR ENSENADA DE LOS CHOROS - LAS LOZAS NOVIEMBRE 2008

 

Para esta salida anunciada era la baja de gran parte de la rama por problemas de agenda ya que cerca de fin de año hay muchos compromisos, de esta forma habían justificado su ausencia Juan y Luis Egaña, Yerko Yutronic, Nelson Alarcon entre otros por lo que solo asistirían dos grupos, los mulatos y los tucanes pero el viernes en la tarde lamentablemente los tucanes no pudieron asistir por un trabajo encargado a última hora y a las 3 de la mañana recibo un mensaje de Pancho que tenia enfermo al hijo de forma que esta salida solo contó con cuatro integrantes de los Mulatos pero compromisos son compromisos y tal como se pacto aunque sea una camioneta la salida corre.
Aprovechábamos los Mulatos de inaugurar la camioneta Mazda 4x4 que se compro Walter e instruirlo en el manejo offroad con la experiencia que he adquirido en estos últimos años. Como solamente asistimos nosotros decidimos cambiar el destino original del Klms. 92 a la ensenada de los choros.
Entramos por el cruce ferroviario del aeropuerto y salvo un pequeño arenal en donde aprovechamos de probar la tracción llegamos sin grandes sobresaltos a la hermosa ensenada de los choros.
Había muchísimo viento por lo que tuvimos ciertos inconvenientes en armar el campamento y luego de un rápido almuerzo ya estábamos listo para salir. Además de la camioneta inauguramos la mesa que harta falta nos hacia y lamentablemente mi cámara dijo ya no mas asi que gracias al Pato estamos viendo estas imágenes.
Por precaución decidimos desarmar el toldo y voltear la mesa puesto que el viento amezaba con volarlos.
Antes de continuar quiero compartir con ustedes una fotos que nos llegan desde Miami  de unos de nuestros pescadores  ilustres que se radico en tierras del Norte.
Saludos amigo Omar y ojala sigamos en contacto a través de la red.
Según el informe del oleaje este sábado el mar estaría anormalmente calmo pero mañana amanecería muy bravo por lo que hoy podría estar bueno para el lenguado.

 

La bajada esta mucho mas segura que años atrás.

Pero la subida esta igual de pesada.

Una vez abajo Walter, Alex y el Pato optaron por ir a las rocas mientras que yo probaba en vano todo mi arsenal de señuelos y chispas en la playa.
A las 4 de la tarde se dio el repunte de baja y dejo ver claramente una cantidad impresionante de nape, lastima que no traje mi napera ya que la vez anterior no vi ni uno y pensé que que en esa playa no había, mientras el Walter estaba pagando las culpas de una noche agitada.
simplemente ni un pique y ante esto todos llegaron a la playa pero no mejoro la situación hasta que Alex clava una presa e inicia una ardua pelea.
Un gordo Baunco era el causante de tanto tirón, igual se fue al balde del pato.
5 Minutos después Alex repetía la fórmula pero esta vez con un roncacho XL que parecía corvina y hacia honor a su sobrenombre de Mister Roncacho.
El Pato logro casi al mismo tiempo otro roncacho bastante grande pero eso fue todo, ni un solo pique mas pero a esas alturas poco importaba ya que la belleza del lugar compensa largamente la falta de pique.
Una vez arriba nos dimos cuenta que aunque tomamos precauciones con el viento igual se nos volaron los pisos, vasos y mi balde que paso la frontera del acantilado y yacía en el fondo de la quebrada y ahí se va  a quedar ya que decidimos que para mañana desarmar campamento y devolvernos a la playa Las Lozas en busca del sargo ante la ya inminente marejadilla..
Pero la noche era joven y el asado no podía faltar junto a la buena conversación.
Como a las 6 de la mañana algo hurgaba en  mi cabeza por fuera de la carpa y desperté medio desorientado, era un zorro que hizo su clásica pasada por el campamento, de ahí a tomar desayuno y desarmar rápidamente la carpa.
Una última mirada a mi balde y partimos rumbo a las lozas.
Luego de unas clases de conducción en arena de verdad el Walter quedo medio asustado y a cada rato me preguntaba si podríamos sacar la camioneta.
Al final le tomo la mano y supero sin inconvenientes el desafió.
El mar estaba bravo en Las Lozas asi que de lenguados ni hablar, coloque un anzuelo del diez con almeja como carnada y a probar, toca el agua pasan 10 segundos pique y a cobrar, la recogida se torno algo pesada para un sargo y claro porque era un lenguado que ofrecía toda su resistencia en la resaca.
Con el almuerzo asegurado y la playa llena de pelillo se dio por terminada la salida pensando ya en la salida larga de diciembre, esperemos que asistan gran parte de la rama esta vez.
Hasta unos cuanto ostiones se llevo el Pato.

 

 

Saludos y será hasta la próxima-

Tus comentarios los esperamos en el libro de visitas
  Volver a la página de Inicio