SALIDA DEL 9 Y 10 DE JULIO AL SECTOR DE CALETA CIFUNCHO

       
  Y por fin fuimos a Cifuncho, a las 12 de la noche en punto llego el bus y se empezó a saber de las primeras bajas de esta fecha, llamo la atención la ausencia de Fernando Ramos, Fernando Álvarez, Raúl Farias, Patricio Ramírez, Gerardo Pino, el Maestro Chávez entre otros. Considerando que el equipo de las garras de águila prefirió partir antes en camioneta para descansar esa noche, en el bus solamente viajamos 14 personas y el espacio sobro.
  Entre atrasos varios partimos a eso de las 1 y 30 de la madrugada, inmediatamente pasado el sector de la negra nos enfrentamos a una fuerte camanchaca y la temperatura empezó a bajar bruscamente ya que el bus no tenia calefacción, incluso hay algunos que decían que por primera vez veían blanco al maestro Quispe que solo subió con un chaleco de lana, luego vino la conversación hasta las 3 y todos a dormir salvo Arístides Hernández que la siguió transmitiendo al lado del chofer hasta el mismo Cifuncho.
  Eran las 6:30 de la mañana y llegamos a Cifuncho, el frío aún era muy intenso así que de inmediato se procedió al armado del campamento y preparar un café para el desayuno a la espera que se diera la largada a la fecha, por su parte el equipo de los Garra de Águila ya estaba listo para iniciar esta nueva competencia.
  Si bien la playa de cifuncho es bastante bonita la mayoría concordó que no era lo que esperaba según las referencia de la Televisión y fotos del lugar ya que prácticamente no hay ninguna infraestructura disponible, la planicie antes de la playa es de tierra y la arena esta compuesta de piedrecillas muy finas además de una cantidad importante de moscas, nada tiene que envidiarle las playas de nuestro litoral como Chacaya o Itata y para colmo nos encontramos con un fuerte oleaje que hacia prever una jornada difícil.
  08:30 y se dio la largada, inmediatamente los equipos se dispersaron principalmente en los requeríos que bordean la playa y unos pocos nos atrevimos a probar en la playa a pesar del fuerte oleaje, en eso estábamos cuando Tomas Ávila hijo sufrió más de la cuenta para cobrar un hermoso lenguado de dos kilos.

Paso muy rápidamente la mañana y cerca de la una empezaron a llegar los equipos, todos venían en blanco y muy cansados por la larga caminata.

  La poca pesca obtenida sirvió de almuerzo, Arístides preparando una cabrillas y un rollizo, los Barracudas adornamos el pollo asado con un pequeño lenguado.
  Juan Egaña fue el encargado de la cocina de los Garras de Aguila mientras que por los tiburones Janos Urrutia y  Ramón Rojas, preferían pasar de largo el almuerzo y continuar pescando hasta la noche.
  Esta vez los Barracudas fuimos bastante equipados con carpas, toldo, mesa, lámpara, cocinilla y nevera, lo que permitió disfrutar un poco más de la playa sin tantas incomodidades.
  Cerca de la 4 de la tarde nuevamente los pescadores se dispersaron por la zona, en la Foto Juan Egaña luchando contra algo que nunca supimos ya que corto la lienza en la recogida.
  Si de algo sirvió esta salida fue para probar los regalos de navidad que permanecían guardados en algún rincón, así se vio a Mario Cruz caña en mano intentando sacar el champion.
  aunque luego de algún rato solo quedaba disfrutar del paisaje y la conversación.
  Página siguiente