Reporte Sector Lobo Muerto 15 y 16 de 2009

   
Después de casi dos años, se volvía a Lobo Muerto y las expectativas eran altas aunque los reporte del oleaje pusieron en duda hasta último minuto la salida.
Puntualmente antes de las 9 de la mañana llegaron todos los confirmados. Por fin los "mercurio" se pusieron de acuerdo y le colocaron el nombre al grupo, de ahora en adelante son "Los del Morro" en alusión a que sus orígenes provienen de la bella ciudad de Arica.
Se contó con 6 vehículos y 21 asistentes y esta vez arrendamos dos camionetas en un rent a car el cual resulto bastante bueno y barato por lo que una buena opción para la próxima salida.
Sin mayores retrasos todas las camionetas estaban a las 11:30 en el desvío a caleta el cobre, la foto de rigor y continuar la caravana.
 
La costa se apreciaba nublada y el camino nos hacia recordar las mejores salidas de los últimos años que se dieron precisamente en Lobo Muerto.
Las mulatas de 2,5 y 3 kilos de Pancho, la de 6 de Pino, los cabrillones de Yerko y Tamacho, etc., después de dos años volvíamos al escenario de roca dura, de líneas 0.80 y fuerza bruta.
Es irresistible no inmortalizar este paisaje recorrido tantas veces, su belleza no deja de impresionar.
Ya en la explanada del camino antes de bajar a la costa pillamos al jeep de Mauricio Ara con un pinchazo.
Una piedra filosa  cobro el premio pero por suerte Mauricio se percato a tiempo y no genero mayor daño al neumático.
Muchos supervisores y pocos operarios en la operación.
Una vez superado el impase se continuo la ruta con una leve camanchaca que enfriaba el ambiente.
a las doce y veinte arribamos a lobo muerto, la zona del campamento estaba cubierta por una gruesa capa de greda producto del escurrimiento de la llovizna que se genero hace algunas semanas.
El mar estaba según lo pronosticado muy calmo a la hora de almuerzo y tendería a mover al anochecer para amanecer ya revuelto y declarando marejadilla al mediodía del domingo.
Los equipos armaron campamento y procedieron a preparar el almuerzo. Los Garras como de costumbre se tomaron su tiempo en la preparación.
Los tucanes con su siempre abundante menú.
Los Mulatos con la marinera hecha por el Pato que quedo de miedo junto a reineta frita.
Los del Morro optaron por traer la comida preparada y optaron por un menú mas livianito considerando las grandes caminatas de esta zona.
Como llegamos temprano la salida de pesca se dio a las 14 horas encontrándonos con mar muy tranquilo por lo que personalmente opte junto al Javy por ir a probar a los lenguados a la playa de caleta el cobre.
La playa es de bolones y presenta abundante huiros y rocas, no optante con un señuelo flotante es posible recorrer la zona de pesca con un riesgo razonable.
Con pejerrey y plomo de 20 grs. recorrí incesantemente los bordes de las rocas pero el agua estaba demasiada clara y ni rastros de lenguados aunque se ve una buena zona de pesca para un día de más actividad.
El javy por su parte opto por una armada simple y jibia para buscar tomoyos o cabrillas.
Y no demoro mucho en cobrar un muy buen tomoyo de unos 800 grs, lamentablemente el carrete le fallo y perdió un par de oportunidades pero como el pique estaba mas bien flojo optamos por ir a los caletones profundos a ver si la suerte cambiaba.
En el camino nos encontramos con Los del Morro que llegaban gateando después de subir el cerro para cambiarse de caleton, Jorge Navarro lograba esta hermosa Jerguilla de engañoso kilo y medio que lucia orgulloso hasta que le conté que no valían para el pesaje.
Luego de tomar aire y de orientarlo por la ubicación de los mejores caletones de la zona, los del Morro seguían intentando sumar.
Lamentablemente en todos los sectores el pique estaba realmente malo, costaba creer que en estos hermosos caletones, con buen oleaje, buen color del agua, abundante flora y muy buena reputación no picara nada de nada.
El javy no se acomodaba a las rocas y trabo tres veces seguidas para optar por acostarse y disfrutar del entorno.
Por mi parte luego de gastar todos mis esfuerzo solo logre un mísero tomoyo de 200 grs,. que se fue devuelta al agua, nada de esos grande piques de cabrillones o vilagallos.
Los Mulatos y los tucanes a lo lejos se divisaban repartidos por la zona.
Hasta que llego la noche y empezaron a regresar los pescadores, Farias lograba una bonita cabrilla pero nada mas.
Un tomoyo por parte del pancho pero ni rastro de mulatas o pejeperros.
Cuando le pregunte al Yerko como le había ido y me dijo "nada" me dije a mi mismo "eso seria todo, muchas gracias por venir" lo que se confirmo en el pesaje.
A la balanza subieron por parte de los garras entre cabrillas, y chalacos 4.4 kilos,
Uno que otro problema técnico con la balanza por no leer el manual.
Por los tucanes Leonidas aportó 300 grs, con un tomoyo.
Los mulatos con el tomoyo del javy mas el pancho sumaron 2.5 kls,
Los del Morro aparte de la jerguilla no subieron nada.
Luego se procedió a la tradicional reunión y se acordó lo siguiente:

-La cuota de participación para socios nuevo quedo fijada en 10 mil para salidas cortas y 20 para salidas largas.

-En vista que la salida de octubre choca con el partido de Chile se adelanto para los días 3 y 4 y se definió el sector del blanco como destino.

-Quedo en acuerdo una reunión de la directiva y funcionarios de la U para conformar la nueva directiva del club.

 

Luego se procedió a la rifa, se junto 90 mil pesos y se sortearon 40 mil.

 

Dos números al agua Juan Egaña y no recuerdo el segundo y el premiado......

 

 

Javier Hernández entre una lluvia de tallas de que estaba arreglado(es mi hijo).

No obstante que resulto esta iniciativa se dejo por ahora congelada la rifa para la siguiente salida puesto que el desembolso económico es alto para los externos.

Finalmente se acogió la solicitud de Leonidas en el sentido de dar las facilidades para que después del asado se pueda compartir todos juntos en algún campeonato de domino, cartas o rayuela.

El comité creativo ya esta pensando en algo.

Temprano en la mañana los equipos se repartieron por la zona, la mayoría opto por la zona sur pero como estaba pronosticado a medida que avanzaba la mañana el mar se ponia cada vez mas bravo por lo que antes del mediodía la mayoría de los pescadores ya estaba en el campamento y claro, con las manos vacias.
Antes de la una ya empezábamos a desarmar el campamento.
Farias lograba un chalaco bien guatón que al desviscerarlo tenia enterito este extraño pez adentro, ni lo mastico.
Mas de cerca por si algún navegante lo conoce lo comparta a través del libro de visitas.
A la balanza dominguera aportaron Francisco Araya con un chalaco de 300 gramos.
Tomas Avila jr con otro chalaco de 300 grs.
Mario Aravena con dos rollizos que sumados pesaron 1.1 kilos.
Los del Morro solo sumaron algunas calorías.
Solo quedaba cargar las camionetas y esperar la próxima salida.
Los tucanes no querían irse en "ayunas" y aprovecharon el último cocaví antes de partir.
Después de mucho esfuerzo hemos logrado como rama una estabilidad económica que nos permite ir mejorando cada vez nuestras salidas, en comodidad y seguridad, ojala podamos aprovechar el entusiasmo de cada uno de los miembros de la rama y canalizarlo adecuadamente para que el Stella Maris siga siendo este gran club de pesca de características únicas.
El viaje de retorno se realizo sin percances y bastante mas temprano que lo habitual la caravana se completaba en el punto de control para la respectiva fotografía y continuar el viaje.
 
El Stella Maris en pleno, sin muchas capturas pero con un ambiente de buena onda que invita a seguir participando.
Esperemos que la salida de octubre a la playa el blanco nos depare mejores capturas ya que empieza a ser preocupante la baja en las estadísticas. Por ahora solo queda descansar un poco, celebrar las fiestas patrias y volver a decir presente al llamado.
 

Hasta pronto y buena pesca

 

Firma el libro de visitas

 

volver al Inicio