Reporte Sector Miguel Díaz, Diciembre de 2010

Después de mucha coordinación estábamos dispuestos a cerrar el año, como siempre Diciembre es una fecha complicada pero con la idea de realizar otra salida en enero nos aventuramos a realizarla.
Por lo mismo hubieron algunas bajas, especialmente en los garras de Águila pero volvieron otros insignes como Dario, el Pancho Araya y especialmente Pancho Pizarro que se pego un viaje desde Copiapo para estar presente.
Bajo amenaza de descuento de puntos por los atrasos se emprendió rumbo a una hora bastante razonable, luego de cargar combustibles la primera parada era el desvío de varillas.
Para el almuerzo había propuesto porotos pero varios se opusieron y Janos junto al Walter se comprometieron a preparar una marinera con todo el trabajo que conlleva, organizamos que compraba cada cuál, se inscribieron los participantes y se fijo la cuota en dos mil pesos.

 

Me pareció extraño la excesiva demora de Walter que cada viaje tengo que retarlo por su "pata pesada" pero esta vez no llegaba nunca al punto de encuentro.
Mas tarde me di cuenta del motivo, se les había olvidado cargar la madera para el fogón de la marinera de modo que venian recogiendo cada palito que encontraban, luego del respectivo llamado de atención los rebase a la espera del siguiente punto de control, el mirador.
Nuevamente la espera se hizo se hizo eterna en el mirador aguardando a los mulatos.
Por fin nos encontramos en el mirador para la foto de rigor, esta vez exploraríamos el camino que baja directo por la quebrada que desemboca en la playa de lobo muerto, el cual hace algunas semanas atrás pude conocer gracias a mi amigo Rubén que esta vez se quedo en tierra.
La primera parte de la ruta presenta un zigzag que nos hace bajar rápidamente.
 
El camino estaba muy bien estabilizado y el paisaje se volvía muy entretenido agregándole esa cuota de aventura de cada viaje.
Al cabo de un rato volvíamos a esperar a los mulatos que seguían recogiendo palitos.
Ya en la parte final aparecíamos entre las cumbres de la cordillera de la costa y súbitamente se baja a nivel del mar.
No apto para los que sufren de vértigo aunque el paisaje es hermoso a su manera.
 
Una vez en la playa misma de lobo muerto se retoma la ruta costera en dirección a caleta el cobre, debido a la lluvia de Junio hay una serie de cortes que hacen el transito mas lento pero no riesgoso como antes.
 
aquí un video que muestra la pasada de la caravana (a excepción de los mulatos que seguían recogiendo palitos)
A lo lejos el sector de Lobo Muerto, años atrás destino obligado del club, ahora se miran con respeto esas bajadas ya que los años no pasan en vano y se torna complicado acceder a esos cotos de pesca aunque no se descarta para este 2011.
La bajada a Miguel Díaz estaba cortada y solo permitía el acceso en vehículos 4x4 pero la camioneta de los Garras era 4x2 y en esas condiciones era imposible bajar por lo que tome la decisión de avanzar 8 klms. al sur  hasta el sector de los burros que conocimos la salida anterior, algunos se enojaron pero la intención era montar el campamento base ahí y moverse por el sector.
Mientras esperábamos a lo mulatos a que completaran su cuota de palitos, Ara intento explorar la bajada pero solo consiguió gastar mas combustible que el conveniente.
Una vez en el sector procedimos al armado de campamento y a preparar la marinera que tarda su tiempo.
Por lo menos este sector protege del viento y tiene una zona de rocas que aunque la vez anterior nos dio una pesca miserable por su morfología no debe ser mala.
 
El oleaje estaba término medio, ni muy movido ni muy quieto.
El sol abrazador y el hambre que se hacia notar.
empiezan los preparativos para la marinera luego de volver a retarlos por el retraso y el olvido de la madera.
Picando los mariscos y las verduras, el ritual típico de este plato.
Larga discusión para ubicar la fogata, la madera encendida, los mariscos picados, Janos tráete la olla............................

Se me quedo la olla

 

Plop

ya no daba rabia, daba risa, a las finales el pato improvisó una mezcla rara entre paella, engrudo, mazamorra y mariscal que sirvió para quitar el hambre pero de solo verla.

Una parte me acompaño en busca de los lenguados a la playa Izquña, en donde surge de entre la arena una pequeña vertiente de agua dulce que sirve de abrevadero para zorros, burros y guanacos que descienden de las quebradas.
El walter como de costumbre aprovechaba de descansar y dormir un poquito.
Cuando empezamos la faena de pesca empezó un insistente viento que rápidamente convirtió la playa en una zona de tormenta, luego de luchar un rato decidimos avanzar rumbo norte hasta la playa de Miguel Díaz cambiando el objetivo de  los lenguados a la corvina.
Todavía se puede apreciar en esta zona el fenómeno del desierto florido que alcanza su máxima expresión en la quebrada de Paposo.
Una vez en Miguel Díaz el viento no daba tregua pero con plomo pesado y carnada anclada le dábamos pelea con el pato y el jaby.
Al poco rato el pato inaugura la jornada con un bonito chalaco.
Mientras al Walter seguía durmiendo.
Uno que otro pique de chalaco pero doña corvina no se hacia presente.
El jabito se matriculaba con un tomoyo.
El Janos pudo compartir esta jornada con su hermano Fabián que lo visito desde Argentina.
Por su parte los del Morro probaban suerte en unas playas cortas que se encuentran al sur del campamento aunque el escenario no cambiaba mucho a raíz principalmente del viento.
 
Mas rápido de lo habitual quizás por el viento, quizás por el hambre retornamos al campamento.
 
Un cafecito reponedor mientras en pancho empezaba a tirar los bistec al sarten.
Ya con el estomago lleno nos cambio el genio y la marinera paso a ser algo gracioso.
Luego ya vino el pesaje y aunque no hubieron muchas capturas destaco Mario Aravena con una muy buena sarta de chalacos obtenidos en las inmediaciones del campamento.
Con esto hacia casi imposible remontar la diferencia en la lucha por el primer lugar.
Del resto poco que comentar, algunos chalacos a la balanza por parte del pato, uno mío, uno del Javy y eso seria por los mulatos.
Chávez y Quispe algo sumaban por los lenguados.
Por los garras solo unas discretas capturas de Alejandro.
Un breve resumen recordando que al champions se encuentra desierto y cualquier cosa puede pasar.
Falto Farias, de modo de la dupla de los Panchitos tomo manos en el asunto.
Hasta el momento la pesca no nos había acompañado pero no recuerdo otra salida en que nos reímos más, ¿adivinen de qué?....

Janito y su marinera.

Cada vez más reemplazamos los choripanes por las alitas, hay que cuidar la cuchara cabros.
aunque las carpas quedaron bastante distantes por la forma de la zona del campamento todos participamos hasta tarde de la conversación.
 
Esta vez se nos unió Juan Hidalgo que se acoplo perfectamente a la rama y al que casi no ví entre tanto ajetreo.

Del mismo modo mi amigo Juan, el calceta, desde el foro de Internet Pesca Chilena se nos unió al mando de Mauricio Ara buscando fortalecer a los del Morro.

finalmente Edson se atrevió y trajo a su hijo de 8 años al paseo, no había como parar al Ignacio que lo disfruto a concho.

Este se estaba arrancando de algún tarro de carnada.
Ya muy temprano nos levantamos para ver si remontábamos en la pesca, rondando el campamento encontramos este pequeño lobo de mar desesperado por algo de comer.
El Fabián con su matesito matutino al tiempo que fotografiaba hasta las piedras.
El Walter se levanto pero luego seguía durmiendo.
Los lenguados no se movieron del sector.
Los garras optaron por ir a los roqueríos de Miguel Díaz.
El Maestro Chávez tomoyando en la playita.
Quispe probando en esta entrada de mar.
El que la sigue la consigue, bonito tomoyo maestro Quispe.
El Janos por fin logra una captura, mientras las grita a todo pulmón.
Pero era una borrachilla y esa no cuenta.
El Fabián si se anotaba con algo, un bonito chalaco para los registros.
Los playeros optamos por la zona sur del campamento en busca de la corvina perdida del Walter de la fecha anterior.
 
El Darío daba sus primeros pasos en playa.
El Calceta por empeño no se quedaba.
Como el pique estuvo flojo a sugerencia mía volvimos a Miguel Díaz a probar suerte.
No cambio en relación a la tarde, bastante pique pero solo de chalacos.
 
El Pato aumentaba su registro.
El carrete de don Mario dijo ya no más y le dejo tarea al viejito pascuero.
Yo me quede con las  ganas de mi corvina.
La pesca no vario y el sol ya empezó a molestar mucho por lo que ya cerca del mediodía finalizamos la jornada.
Ya en el campamento nos enterábamos de algunas capturas interesantes. Una bonita mulata del Pancho Araya.
Un acha con ropa de trabajo.

 

Un Baunco, alpargata o nunca bien ponderado mojonero, que no vale para el pesaje.

El infaltable chalaco.
Una buena sarta de Quispe, con mulatita incluida.
El Jabito con el resumen de la pesca.
Una bonita cabrilla de Edson.
Y el Ignacio que no se va a perder ni un paseo de ahora en adelante.
El Pato y el Ramos hasta el último minuto buscando el champions.
El Janos tratando de pescar y el Fabián fotografiando todo.
Ordenar la cosas y preparar el pesaje.
Los del Morro por fin pudieron competir en igualdad de condiciones.
El golpe de la fecha los dieron Alejandro y Cristian desde los roquerios de Miguel Díaz con muy buenas capturas.
Mauricio Ara logro salvar la jornada con un par de buenos lenguados.
el maestro Quispe sumo sus buenos kilitos para los lenguados.
Chávez y Darío se sumaban con sus capturas.

 

Recuerden que se definía el campeonato 2010 en este pesaje.

contento el Darío aportaba con su cabinza.
En vista de algunas capturas pequeñas se acordó subir la medida mínima de 20 a 25 cms. a riesgo de perder la sarta completa en caso de pesar una captura bajo la medida.
Estaba estrecho el campeonato y todavía nadie podía cantar victoria.
El Maestro Chávez sumaba sus chalacos a los lenguados.
Los del Morro con Ara a la cabeza se metían en el campeonato.
Los garras cual ave fénix renacía desde las cenizas para poner en riesgo el titulo de los tucanes.
Al parecer el sector original no fue mala elección, lastima que no pudimos acceder con los vehículos.
Unos minutos para el cómputo final y las entrega de resultados.

Además se aprobó la idea de Mario Aravena de que en cada salida un grupo eligiera el lugar y se hiciera cargo de la logística, asado, pesaje, control del aseo, la designación de los grupos de turno se hizo en relación a la ubicación en el campeonato de forma descendente.

6º Lugar para los tiburones (eligen salida de enero).

5º Los del Morro con 76 pts. (Eligen Abril)

4º Lenguados con 90 Pts. (Eligen en Junio)

3º Los Mulatos con 182 Pts. (Eligen en Agosto)

2º Los Garras de Águila con 194 pts. (Eligen Octubre)

1º Lo Tucanes con 299 Pts. (eligen en Diciembre)

Felicitaciones por el bicampeonato, fruto de la constancia, la adaptabilidad a los distintos escenarios de pesca y la gran calidad de sus pescadores.

 

Felicitaciones muchachos.

 

La carpa del Ara también dijo no más y ardió en la fogata.
Solo quedaba cargar los vehículos y emprender el rumbo que todos optaron por la ruta tradicional de caleta el cobre.
 
En el camino la piedra de la gallina con sus respectivos huevitos.
Casi al llegar al empalme de la ruta 5 nos encontramos con este porta caña que no se bien a quién pertenece pero que claramente fue atropellado por mas de un vehículo.
Lamentablemente hay muy poco que rescatar, todas las cañas quebradas en varias partes, el dueño que me avise para devolverla.
Siempre recordare esta salida puesto que al retornar a la carretera recibí la triste noticia del fallecimiento de mi Padre, por eso la tardanza de este reporte, Agradezco enormemente las muestras de cariño de mi club que me hace sentirme mas orgulloso de pertenecer al gloriosos Stella Maris.

Gracias de todo corazón.

 
 

Atte.

 

Mauricio Hernández Aliaga

 

Firma el libro de visitas

 

volver al Inicio