REPORTE SALIDA DEL 10 Y 11 DE OCTUBRE 2015 SECTOR PLAYA MATANCILLA

Y finalmente llegó el día de un nuevo paseo del stella maris, con la gran novedad del anticipo de la veda de la corvina, no obstante ello, se mantuvo por parte del grupo anfitrión los tucanes el destino de la playa matancilla, un lugar netamente corvinero pero que tambien entrega buenas piezas de lenguado.  
Muchas bajas para está salida, problema con los turnos, permisos o simplemente falta de ganas, no obstante siempre hay caras nuevas que ayudan a mantener activo el club, cómo es el caso de los "tesoritos" que le dieron combustible al Pino para alegrar la mañana.  
Cómo la carga de combustible la gestionamos el día anterior, la salida fue más rápida y ya cerca de las 11:30 hrs, estábamos uniendo la caravana en el mirador de paposo, que muestra un persistente verde muy florecido.  
La foto grupal, está vez con temporizador para por fin salir en una.  
Una helada brisa nos recibió en la playa matancilla, cómo de costumbre junto con armar el campamento, cada cuál mostraba esperanzado sus nuevos equipos y creaciones buscando la aprobación del resto.  
Uno de los ingeniosos es Edson, que mostraba orgulloso sus chispas cuchillos, claro que ahora en adelante en su casa comen con la mano.  
Los Tesoritos, Alejandro y Jorge se inconporar a esta salida con las ganas a full en busca del champìon.  

Los tucanes lucharon hasta el cansancio en armar su campamento y cuando ya estaba todo listo se dieron cuenta que el toldo estaba al revés, vuelta a empezar.

Los grandes ausentes el hugo y el elvis que tenía de cumpleaños a su señora.

 
Ya bien entrado el almuerzo llego está camioneta ofreciendo cordero y cabrito a 5 lks el kilo, el pato se dejo tentar y comrpó una pata de cabrito que tiramos a la parrilla. En la salida tuvimos que empujar a la casera dos veces ya que no se manejaba muyn bien en la arena.  
Los Changos optamos por un asado americano en vista que la actividad nocturna no contemplaba asado sino cena a cargo del chef Pino.  
Cómo cordero se lo vendieron pero era cabrito, igual estaba muy buena esa pata.  
Algunos salieron de inmediato a recorrer la zona, los changos preferimos dormir una siesta y esperar que subiera un poco la marea ya que estábamos en plena baja.  
Con el jonathan nos movimos a cachinales tratando de buscar alguna zona más profunda ya que está zona se caracteriza por tener muchas trabas que se acentúan con la baja.  
Era muy dificil pescar así ya que estabamos tirando practicamente sobre las rocas y con una persistente brisa en contra, además tratando de evitar las corvinas que estan en veda, por lo que la pesca se buscaba con vinilos y señuelos en la orilla.  
La brisa se torno cada vez más fria y una ola que píllo mal parado al jonathan le recorrió toda la espalda por dentro del wader, nos obligo a volver antes del atardecer al campamento.  
Los tucanes corrienron igual suerte por lo que solo había que cobijarse del frio y preparar unas reponedoras onces.  
Y cuando ya caía el sol llegó el gato enamorado al campamento que de entradita se quedo enterrado, rapidito el Elvis le cantó el cumpleaños feliz a su señora y se las emplumo al paseo.  
Los garras cómo siempre bien apertechados disfrutando de unas buenas onces luego de una larga caminata y un tremendo porrazo del tomacho.  
El atardecer seguía frio y ventoso pero hace rato no disfrutaba de un atardecer en la playa, de pesca muy poco, algunos chalacos y unos lenguados chicos pero nada siquiera cercano a champion.  
Apenas anocheció se preparó la cancha de tiro al blanco, pero antes había que realizar el pesaje.  
A la hora del pesaje, algunos lenguados pequeños, tomoyos y chalacos de parte del mario sumaron 3.7 kilos  
Salieron unos Luis Miguel bien buenos.  
El pesaje del Pino complemento la sarta con 2.4 kilos, todo el resto de los equipos en blanco.  
Chalacos y más chalacos.  

Pero no nos ibámos a amargar por la falta de pesca, cómo actividad nocturna se organizó un campeonato de tiro al blanco, todos con el mismo rifle y primeramente una competencia interna en cada grupo para sacar a los 4 finalistas.

 

 
Partimos los changos, el Maycoll y el pato se acercaron a la tabla, el jonathan hizo pelea pero había espacio para un solo ganador.  
Marambio por los garras logró record...0 puntos  
Tomás padre hizo respetar los años y se impuso con claridad cómo finalista de los garras.  
Alejandro por los tesoritos logro muy buena puntación y prometía dura batalla en la semifinal.  
El mario arraso por los tucanes y logró la primera fama de la noche  
   
En la semifinal don Tomás dió pelea pero Mario le gano a pesar de lograr la segunda fama de la noche.  
Por la otra llave el tramite fue más fácil para los changos  

Y la final rozó la perfección

 

primer lugar para los changos

 

 
Cuarto lugar, Alejandro Alvarez de los tesoritos  
Tercer lugar Tomáss Ávila de los garra de águila  
Segundo lugar Mario Araverna de los tucanes.  
Primerísimo lugar, Mauricio Mecano Hernández de los changos  

Premio consistente en un chaleco de pesca, este y cada uno de los demás premios del tiro al blanco, financiados por el grupo los Tucanes

 

Muchas gracias muchachos, el esmero en cada organización y el cariño se notan

 
Pero eso no era todo, dejando de lado el tradicional asado, Pinito se esmero en preparar una carne a la olla con papas doradas y arroz, para variar un poco la actividad nocturna.  

Demás está decir que le quedo deliciosa, cómo la frase de moda... Un maaanjar

 

 
La llena estaba a eso de las 10 de la mañana, así que no había necesidad de madrugar y los equipos salieron después de las 8 a recorrer la zona.  
Con la experiencia de paseos anteriores recorrimos los pozones más tradicionales de matancillas y cachinales.  
Más agua que el día anterior pero aún así mucha traba para el que no conoce bien el tipo de fondo de esta playa.  
Poco a poco nos reunimos casi todos en el mismo pozón clásico de cachinales, sin embargo nada de nada era la respuesta.  
Vinilos y señuelos en busca de lenguados, alguna chispas más lejos por lo menos para sentir la emoción de una pelea con una corvina y luego devolverla, pero ni eso.  
Hasta los tesoritos llegaron a probar suerte el pozón preferido.  
Ya a las once decidimos partir en busca de alguna cabrilla que alegrara la mañana, siguiendo al pato por cada recoveco llegamos a un puntón bien alto.  
Lamentablemente el mar estaba muy movido en esa zona y la cama de huiro del fondo era muy espesa, solo fue tirar y pelar con ellos, ya cerca de las 12:30 nos fuimos al campamento.  
Caminando de vuelta veo con asombro el poderio del mar, calculo unos 30 metros de altura y alguna marejada llegó en su momento a esta roca dejando su marca de espuma y agua salada.  
Muy agradable la mañana, un sol cálido que no alcanzaba a quemar, bonito el paisaje pero de esos días en que la pesca simplemente no se da.  
El Pino nos convidó los porotos que sobraron del día anterior y reposados saben mucho mejor, realmente para chuparse los dedos.  

Y llegó el pesaje, no habían grandes capturas pero la persistencia de los tucanes rindió sus frutos.

 

El felino Elvis con una sarta de lenguados aportaba 3,2 kilos para los tucanes, que se alejan cada vez más en la punta.

 
El Pino repaso los caletones del día anterior y se hizo una buena sarta de 2.6 kilos.  
Bonitos los tomoyos del Pino  
Cerrando el pesaje por los garras el tomacho sumó 1,2 kilos copn 2 lenguados sarteneros.  

Luego cómo de costumbre, vinieron algunos presentes a los pescadores más destacados, en primer lugar y cómo no, al gran esfuerzo por la organización de esta salida, en representación de los tucanes para Gerardo Pino, una linterna con dinámo.

 

Gracias muchachos por cada detalle de este paseo.

 

Al tomacho, por la siempre buena onda y compañerismo, además de comprar terreno en cachinales, un clip porta snap daiwa.

 

 
A la nueva incorporación, Jorge de los tesoritos con el cariñoso saludo del Pino.  
Uno que se hizo notar con la alegria y entusiasmo, al Edson una balanza para pesar los pescados que está vez no pescó.  
Cuando ví que el Pedro llegó sin lenguados, me dije realmente estuvo mala la cosa, una balanza para el amigo Pedro.  
Finalmente para uno de los pilares del club en cada organización, una shimano surf swimmer que miro haciendo puchero cuando se la mostre, esa chispa volara lejos en la caña del Mario.  
Para cerrar la reunión doy la palabra para quién pueda aportar, y el Mario a nombre de los presentes indica que siempre estoy en cada salida entregando presentes y motivando pero nunca me han hecho uno a mi, de modo que secretamente se confabularon para hacer una vaquita y hacerme un regalo. Jamás me lo espere y me sorprendieron mucho muchachos, fue una experiencia muy bonita e inesperada.  
Y la caja era grande.......  

tan grande cómo fue la sorpresa de ver el chaleco de pesca salvavidas que le importe al Elvis, y que me había contado que se lo habían robado y yo contándole a todos la mala suerte de mi amigo.

 

Genial amigos, por si no lo saben , soy un pescador de tierra firme porque nunca aprendí a nadar, así que está compra ya la tenía proyectada para el verano, gracias a todos los que aportaron y se confabularon a mis espaldas para está sorpresa, un abrazo para cada uno de ustedes.

 

 

 
Cómo el lunes era feriado, el retorno era libre y algunos aprovechamos de dormir una siesta o esperar que bajara un poco el sol para emprender el retorno, el maycol no escuchó que el cierre era a las 2 y llegó cerca de las tres con su pesca, un lenguado sartenero y un tremendo sargo que atacó su señuelo.  
Se había traspapelado el premio al peor del tiro al blanco, inapelablemente con 0 puntos, el ganador indiscutible fue el Marambio.  

Y en la salida igual se quedó pegado, pero el maycol estaba atento a remolcar con su nuevo jeep

 

Cómo ha sido la tónica en todo el año, muy poca pesca pero con una convivencia genial, no llenara la nevera pero si libera mucho estres.

 

Gracias a todos por su participación y esperamos juntarnos la última semana de noviembre

 
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
 
 

Saludos y buena pesca para todos

 

Atte.

Mauricio Hernández Aliaga

  firma el libro de visitas