REPORTE SALIDA DEL 3 Y 4 DE JUNIO SECTOR PUNTA DE ALA

 

Nuevamente el sector norte fue el elegido, esta vez el balneario de punta de Ala, un sector que conozco muy bien ya que mis vacaciones de infancia eran en el cercano camping indígena de soquimich. Una semana completa en que recorríamos cada sector en busca de mis primeras capturas en la pesca, hace ya más de 25 años.

 

Una monedita para el viejito que limpia los vidrios.

 

Al igual que la vez anterior, para evitar demoras y aprovechar mejor el día, sumado a los problemas que se nos ha presentado con las nuevas políticas de seguridad en la UCN, que nos hacen cada vez más complejo reunirnos dentro de la universidad; es que optamos porque cada equipo partiera de forma independiente directamente a la zona de pesca, aún así para los que no conocían el sector establecimos un punto de encuentro en Michilla, alrededor de las 10 de la mañana.

 

 
Ya en el lugar desde más temprano estaban instalados los lagartos y los jack daniels.  
Los tucanes por su parte optaron por avanzar unos 200 metros ya que encontraron que había mucha chusca pero quedaron muy alejados del campamento base.  
Con una temperatura muy agradable, una leve brisa y un cielo cubierto cada equipo empezó la faena del almuerzo, los más contentos el gustavo y el rafael.  
La jack Daniel Fishing team con polera institucional, banderín y toda la buena onda preparaban un suculento asado.  

Los changos optamos por un estofado de cordero con puré y el walter estaba antojado con verdudas salteadas, así que patito tuvo que incorporar el "extra".

 

 

El Alejandro Ramos hijo llegó de la jornada matutina y nos enseñó una especie de camarón que se divisaba en grandes manchas por el borde costero, empezarón las teorías si esto sería bueno para la pesca o malo, ya que por un lado despertaría el instinto cazador de los peces o con tanto alimento disponible no querrían comer más.

 

 
Los tesoritos de su mamá con una mesa impecable, con mantel y todo con un sobrio arroz con bistec.  

Cada vez incorporando más gente este team, ahora acaparando al pedro Rojas que pidio ser parte de los daniel jack, melon con vino, santa ema no cacho nunca cómo era pero de ellos dijo, apuntando con el dedo..

 

 
El walter utilizando técnica de youtube para despegar una caña agripada... y le resultó, a costa de ser poco decorosa la demostración.  
Obviamente el cordero y su buen merlot nos mandó a una reponedora siesta, a eso de las 5 de la tarde recién empezamos la faena de pesca los changos junto a los tesoritos. En primer término los lleve a conocer el balneario de punta de Ala.  
Antiguamente era muy bello y bien conservado, un negocio recibia a los veraneantes, sombrillas y una especie de gradería. Hoy está convertido en una caleta de pescadores y recolectores de algas, lo mantienen más o menos limpio pero falta inversión municipal en recuperar este espacio, una pena para una comuna bastante olvidada de las grandes inversiones cómo lo es Tocopilla.  
Un galeón decora el antiguo muelle, mudo testigo de tiempos mejores.  
Una pieza de artillería de quizas dónde completa la añosa decoración del balneario.  
En el lugar ya estaban desde temprano los lagartos, en vista que iban con niños este lugar protegía del oleaje mas o menos fuerte que nos tocó enfrentar.  
Y mal no les había ido, unas bonitas cabrillas a los lejos posaban para la foto.  
Escalando los caletones de la vuelta dle cerro, el petuco y marambio alegraban la tarde.  
Y cobraban y cobraban cabrillas.  
Ramos hijo, cuál alpinista iba por el premio mayor a los caletones más profundos.  
Mas abajo el resto del team continuaba la faena.  
Un poco más al sur, cuál procesión los jack daniel seguían al Pedro Rojas, el pedrito se iba para un lado y todo el team atrás, pedrito se devolvía pal otro lado, todo el team pa allá, hasta que pedrito fue a las casitas y todos esperando detrás de la roca.  
Pero tanto esfuerzo valió la pena, y cada cuál cobraba su pieza.  
Cabrillas y más cabrillas.  
El Alex no se quedaba atrás y luego de buscar por un buen rato por fin tuvo respuesta.  
El pato tampoco, era una masacre, todos logrando muy buenas piezas, la pesca soñada.  
Yo les hable a los niños de la historía de cuando mi papa nos dió una lección de humildad en una pesca nocturna y logró una vieja colorada de 5 kilos, ese caletón le llamamos el caletón del Tuca. Ahí mismo fuimos, los recuerdos aparecián en mi cabeza con cada forma rocosa, cómo flashback me remonte un cuarto de siglo atrás.  
El mar movía mucho, pero estos roquerios son altos y seguros, bastante huiro y esa mancha roja de camarones que a ratos se divisaba.  
Una brisa fria recorria el ambiente y dificultaba un poco el lance, los vinilos al agua a excepción del pato que opto por pescar con carnada, previa enguarada con jibia.  
A exigir la Yamaga early, modelo iron shooter en su ambiente, el shorejigging.  
Muy entretenido el pique y el cobro muy técnico para evitar los huirales en la orilla, enganchar y apretar fuerte para sacarla de la mata de huiro, luego mantenerla en media agua y cansarla unos segundos, para traerla más exhausta al borde de roca, esa fue mi técnica.  
Y rapidamente la segunda y tercera ante las maldiciones del walter que no lograba acertar.  
El patito cobrando su primera de la jornada  
Unos cortes extraños a los vinilos me hicieron probar en una capa de agua superior pero sólo obtuve respuesta de jureles pequeños.  
Asi que volví a la entretenida pesca de cabrillas.  
Tesorito grande cobraba una y otra cabrilla, desde 10 metros de altura, toda una odisea levantarla desde ahí.  
Cuota ética hecha y me detuve a puro molestar al walter que aún no lograba capturar ninguna.  
Decidimos cambiarnos al caleton del fondo que se veía mas profundo.  
Tesorito chico agarró la roca que liberamos tratando de repuntar.  
Alejandro con la pesca ya hecha desde las alturas.  
Y jorge logra al caer el ocaso un precioso apañado que fue la envidea de todo el grupo.  
Peeesaje y en la medida que llegaron los equipos las caras de asombro eran evidentes, una pesca muy repartida entre todos y se apilaban las cabrillas cómo hace muchos años no veíamos.  
Realmente impresionante la jornada.  
Sin lugar a dudas la presencia de ese camarón activó al máximo los instintos cazadores de las cabrillas, todos los equipos felices por la jornada y lo mejor es que practicamente todos pescaron.  

En la reunión general se plantearon algunos resquemores con el tema de la comptencia, se estableció mantener las salidas con la partida autónoma de cada grupo y se extendió la invitación para el taller de pesca de este 17 de junio organizado por fullpesca..

Además se esbozo la idea de organizar un encuentro nacional para agosto del 2018, para lo cuál empezaremos a evaluar la factibilidad y logística necesaria para llevar a cabo este sueño.

 
Pedrito Rojas descubriendo un coto nuevo, se matriculó con 10 piezas y 11.3 kilos para los daniel jack.  
El Andrés y un bonito cabrillón que pesó 1.8 kilos.  
Cerrando el pesaje nocturno de los jack daniels fishing team el francisco y su cabrilla de 1.6 kilos.  
Tucanes al escenario, partiendo por el gatito Elvis con seis piezas y seis kilos.  
Mario sultán Aravena cinco piezas y los mismo 6 kilos.  
Tesoritos de su mamá, Alejandro y su pesca aérea con cuatro piezas y 4,1 kilos.  
Jorge con su cabrilla y el codiciado apañado  
El Edson Petuco inauguraba el pesaje de los lagartos con 5 piezas y 5.1 kilos.  
El Rafael con el pesaje de su papá Marambio, seis piezas y 5.9 kilos.  
Ramos padre 4.8 kilos con 5 bonitas piezas, entre ellas un lenguado sartenero.  
Cerrando el pesaje lagarto el gustavito luciendo orgulloso el pesaje de su papá con 6 piezas y 5 kilos.  
Los changos se hicieron presente, primero con el patito con dos piezas y dos kilos.  
El walter a última hora salvó el bolo y logro 3 piezas y 2.8 kilos.  
mi arrogante sarta de 6.3 kilos y 7 piezas.  
El rubencio cerrando el pesaje chango con tres bonitas piezas que sumaron 4.1 kilos.  
Luego vinieron algunos estímulos para los pescadores más destacados para motivarlos a continuar con su entusiasmo. El primero el infaltable patito siempre con su humildad y buena voluntad.  
Tesorito chico que lo recuperamos del lado oscuro, un popper para cuando vaya a pescar en kajak.  
Pedro Rojas siempre dispuesto a compartir una jornada de pesca con quién se le arrime al lado.  
Un master, para Ramos Padre un señuelo lenguadero.  
Para el friolento Luis, una chunda para que se abrigue.  
El cariñoso Marambio hace entrega un set de vinilos para Carlos de los jack Daniels.  

La sabia nueva (por no decir carne) Sebastian y Felipe, bienvenidos y obviamente tenían que ser iniciados con el abrazo tucán a cargo de Pino.

 

Una chispa Vic lethal

 
Para el debutante Rafael un jig entregado por su partner gustavo.  

El francisco me regaló una capucha revolucionaria compañero comunista de mierda.

Gracias Francisco.

 

Cómo todos los grupos obtuvieron una abundante pesca, postergamos el asado para el medio día del domingo de modo de dar espacio para la respectiva fritanga y cevichada.

 
En el fileteo las cabrillas estaban llenas del mencionado camarón, algunos napes y la enguarada de jibia en cubo del pato.  
Ni se imaginan el acoso psicologico y bulling que le hicimos al jorge para que soltara el apañado hasta que luego de una hora de ruegos finalmente cedió.  
De este modo hicimos el ceviche challenger entre uno de apañado y uno de cabrilla.  
Luego vino la fritanga de cabrilla que quedó muy bueno.  

Y lo mismo en cada equipo, bajo las ordenes del Mauro Zarate los lagartos hicieron una cevichada de cabrilla.

 

Y así pasó la noche con una temperatura bastante agradable, hasta cerca de la 1 de la mañana en que los más porfiados se fueron a acostar.

 
Cómo los changos habíamos tenido una muy buena jornada de pesca sabatina, invite a mis compañeros a una aventura distinta, les conté de cuando niño y adolescente pasaba mis vacaciones en el camping indígena, , que se llamaba así porque estaba emplazado en un antiguo cementerio chango, que mis vacaciones eran una esperada semana completa en dicho camping, pescando, bañandonos y buscando aventuras, que había una clásica de subir la cordillera de la costa justo al frente del camping por una quebrada y que bien arriba había una higuera. De eso 25 años atrás, un desafio mayor para estos cuarentones algo pasados de peso que éramos hoy, pero la edad es una actitud frente a la vida y nos dimos al desafío de escalar esta quebrada.  
Subimos todo lo que pudimos con la camioneta y ahí en frente la desafiante cordillera de la costa que se torna muy abrupta cerca de Tocopilla. No tengo idea cuanto vive una higuera, quizás nisiquiera este ahí, no sabía muy bien si los niños iban a aguantar el esfuerzo físico que les esperaba y que yo si conocía muy bien ya que la subí en innumerables veces duranmete mi juventud.  
Y empezamos la caminata en una fresca mañana cubierta.  
La falda del cerro es muy comedora de piernas por la inclinación y por la cantidad de piedras sueltas que te castigan mucho los tobillos, toda vez que no teníamos el equipo ideal, esto es bastón y zapatos de trekking que es la disciplina en que nos aventuramos. Al poco rato el walter sufría mucho con esta etapa inicial y tuvimos que esperarlo y deternos un tiempo a que recuperara el aliento.  
Con las recientes lluvias en está zona, se generaron unos aluviones de proporciones impresionantes que nos cortaban el paso y hacián aún más difícil avanzar.  
Pasito a pasito cómo la canción fuimos avanzando entre medio de la quebrada, con el eco sobre nosotros y esa quietud que entregan los cerros a los que se adentran en su vientre.  
El poder de la naturaleza nos hace ver insignificantes ante sus fuerzas, la erosión de un poco de agua hace estragos inmensos en esta zona desértica.  
Se nos seguía quedando atrás el walter pero avanzábamos a buen ritmo.  
Primera parada, etapa 2 completada.  
Las primeras impresiones  
De ahí en adelante fueron varias las escaladas y vueltas para sortear los obstáculos.  
Lamentablemente ante la inmensa pulcridad de un paisaje así nos encontramos con basura en el camino, algo grotesco y desilusionante, hay gente que sencillamente no tiene remedio.  
A lo lejos se divisaba la higuera y para sorpresa mia una nueva higuera se abría paso entre las rocas desafiando las probabilidades.  

Y ahí ante nosotros la recordada higuera, congelada en el tiempo, majestuosa, hermosa. Ya casi lo lograbámos.

 

 
Pero la erosión del agua la había hecho casi inaccesiblea, llegar a ella fue una tarea muy compleja y bien planificada de común acuerdo con los tres.  
Una especie de euforia por el logro obtenido, llegamos ahí, lo logramos.  
La meta cumplida  
Increíble cómo sus raices penetraron en la roca y se aferraron a la vida.  
ahora venía lo difícil.  
Esta foto se enmarca y se guarda para siempre.  
Y un regalo a la montaña, aunque estábamos muy cansados nos comprometimos a recoger cada una de las basuras que encontráramos en el bajada.  
Ni en las alturas se salvan del mariconeo este parcito.  
Ya casi saliendo de la quebrada les comenté a los niños que estos cerros servián de hogar a la cultura changa, que aún era posible encontrar algunos vestigios en estos sectores, ya que su nivel de desarrollo fue muy precario y se limitó a la extracción de productos del mar y el cobijo en los cerros. El walter que es fanático de esta temática quizo explorar una cueva que se veía accesible en contra de mi voluntad, ya que veníamos muy cansados, pero aún teníamos tiempo para ver si llegaba y encontraba algo, así que subio.  

Efectivamente encontró algunos huesos de animales y restos de fogatas pero ya se hacía tarde así que lo apuramos a que bajara.

 

PD: Lo que no se vió en el reporte

 
Lamentablemente el gps interno se descalibró con tanta piedra y se nos perdió la camioneta je je je.  
la habíamos pasao hace rato, el problema es que el pato dejó su chaqueta en la entrada de la quebrada y tuvo que subir de vuelta a buscarla.  
Contentos y conformes, pudo ser una buena jornada de pesca cómo tantas que nos ha regalado la vida, pero esta experiencia en cambio será inolvidable.  

Un paseo por el camping indígena, mis primero parajes de pesca, remontarme a mis recuerdos:

Sueño con noches brillantes al borde 
de un mar de aguas claras y puras 
y un aire cubierto de azahar. 

Cada momento era especial 
días sin prisas, tardes de paz, 
miro hacia atrás y busco 
entre mis recuerdos. 

 
volviendo a lo mundano y terrenal, los diversos equipos se encontraron con un mar bastante más movido, bastante caminata descubriendo nuevos cotos.  
Los lagartos junior estrenaban sus flamentes wader, estos cabros tiene un futuro promisorio en la pesca con tantos y buenos tutores.  
Los caletones de atrás del cerro de punta de Ala son tremendamente profundos pero muy difíciles de escalar y de cobrar piezas grandes, todo un desafío.  
Caminó y caminó el ramos hijo en busca de ese soñado champion.  
Parajes muy tentadores para escollera, con muy poca presión de pesca pero el pique bajó bastante en relación al día anterior.  
Además le sol hacía estragos en algunos  
El cordero de ayer había rebosado y para hoy estaba en su mejor punto, realmente sabroso.  
Bien pegado a la una los diversos equipos retornaron para el pesaje de cierre.  
Al tiempo que los changos prendíamos el carbón para iniciar el postergado asado.  

Peeeesaje, los jack daniels no contentos con inscribir al Pedro Rojas, tambien agregaron a sus filas a los nuevos Sebastían Ardiles y Felipe Pérez.

Sebastian con el casi champiosn, un bonito cabrillón de 2,4 kilos sumado a otra cabrilla totaliza 3.9 kilos. Felicitaciones Sebastian.

 
Pedrito Rojas cierra la jornada con 6 piezas y 6.8 kilos.  
Edilberto sacó la cara por los tucanes aportando 10 piezas y 7,8 kilos.  
Cerrando el pesaje Tucan, Raul Iglesias con una bonita cabrilla de 1.1 kilos.  
Por los lagartos rafael con las dos piezas y 1.4 kilos de marambio.  
Gustavito con 4 piezas y 3.8 kilos de su papá Rodrigo.  
Edson cerraba la jornada con 4 piezas que sumaron 4.4 kilos.  
Alejandro Ramos con una buena sarta de 6 cabrillas y 4.8 kilos.  
Ramos Padre no se quedó atrás y capitaliza 3.2 kilos con 4 piezas, cerrando una jornada con un pesaje histórico cómo hace mucho tiempo no se daba.  
Lamentablemente el walter hizo el asado a fuego lento y los comensales se empezaron a impacientar.  
Pero bien pacientes fueron los lagartos junior a la espera de su porción.  
Hasta que salieron los bistec y el choripan,  
Los spiderman tucanes, en la siempre tediosa levantada de campamento, es que se hace muy corto cada paseo y cuesta pensar en volver a las obligaciones de la vida.  
    Cómo siempre extremadamente rigurosos con el compromiso impacto O, el lugar estába en muy buen estado y lo dejamos aún mejor.
Para varios miembros del club fue muy complejo encontrarnos con un corte de agua generalizado en la ciudad, despues de una jornada tan extenuante, tuvimos que recurrir al ingenio y a lavarnos con balde, total en cualquier momento se puede volver a ser niño.  

Una salida genial, cómo pocas, que se recordará por bastante tiempo, bastante desafíos por delante, esperemos poder concretarlos, por lo pronto la invitación al talle de pesca deportiva de este sábado 17 de 9:30 a 13:00 hrs, gratuito previa inscripción a taller@fullpesca.cl y nos reenocntraremos a mediados de agosto para una nueva aventura del stella Maris.

 

 

Saludos y buena pesca para todos.