Lobo Muerto – 15 y 16 de enero de 2005

Con esta salida se cierra el año 2004, se eligió viajar al mismo sector de las ultimas fecha el denominado Lobo Muerto ya que es el lugar que mas consenso genera.

Ya cerca de las 8 de la mañana empezaron a llegar los primeros pescadores y como siempre se hizo el primer resumen, se lamento la ausencia de Francisco Araya, Rene Amestica y Omar Chávez, pero contamos con la vuelta del maestro Juan Chávez y del Jano Urrutia.

Con todos los pescadores listos a eso de las 9 de la mañana se debió esperar por largo rato producto de que una de las camionetas tenia un problema y debíamos esperar una de reemplazo.

Como ya es toda una tradición en el club de pesca, a las 11 en punto empezábamos la caravana hacia la playa.

Producto de la espera y el calor del mediodía, el viaje se notó mas largo de lo habitual llegando al lugar cerca de las 2 de la tarde. Una vez en el sitio se procedió rápidamente al armado del campamento y la posterior preparación del almuerzo.

El oleaje estaba muy tranquilo pero quizás por el calor o por la hora nadie se atrevió a mariscar y todos se concentraron en la instalación de las carpas y toldos.

La ensalada de cochayuyo duro poco con tantos comensales y la marinera ya estaba lista una hora después.

En su punto estaba la marinera, cuando el Pato Ramírez empezó a servir los platos.

Después de este almuerzo cuesta despegarse del asiento y salir a pescar

Casi todos optaron por por el sector sur mientras los menos decidimos caminar al norte, Gerardo Pino se quedo en su caleton que la fecha anterior le dio el champion (Mulata de 6 Kilos).

Al poco rato Pino ya contaba con tres cabrillas, algunos chalacos y varias babosas que le hicieron cortar varios metros de lienza.

Por su parte Rufino Quispe casi logra el champion con esta borrachilla de 150 gramos (Solo le falto 6 kilos).

Cerca de las 21 horas ya la noche hizo volver a todos al campamento, ahí recibimos la visita de pescadores de la caleta que nos ofrecieron un trueque de pan por tres congrios que obviamente aceptamos gustoso, además pudimos disfrutas de una larga conversación llena de datos interesantes de la zona.

Rápidamente los tres congrios más un pescado por grupo pasaron por el cuchillo del maestro Chavez para la anhelada fritanga que hace mucho tiempo no se hacia.

Mientras tanto don Eduardo Farias mostraba su maestría al prender el carbón con su ya conocido «Volcan».

Muchos de los asistentes comentaron lo sacrificado que resulta salir de pesca y mirando las dos imágenes de abajo se entiende el por que.

La conversación fue muy amena y a todos en general nos fue bastante bien en la tarde, lo noche a diferencia de otras ocasiones estaba con una temperatura muy agradable.

Como esta fecha correspondía a la última del año 2004 se procedió al cierre oficial con un brindis y con ganas de mejorar lo hecho, entre las ideas que surgen esta la incorporar a más gente tanto de la Universidad como externos y la de realizar un paseo o convivencia con las familias.

Salud y a dormir.

Producto de las altas temperaturas esta vez todos los pescadores ya estaban listos antes de las 7 y se empezaron a repartir por toda la zona, en la foto se ve a don Mario Cruz sacando la cara por los tiburones.

La jornada matinal fue muy floja y casi todos nos tuvimos que conformar con uno que otro tomoyo y nada más, el único que logro capturas de importancia fue don Thomas Ávila que con tres cabrillas aseguro el primer lugar para los garras con 15 kilos.

El segundo lugar fue para los Barracudas con algo más de trece kilos, luego en el tercer lugar llegaron los Lenguados, cuarto los Tucanes y quinto los Tiburones.

Luego solo quedo desarmar el campamento bajo un sol implacable, esta vez se realizo un aseo completo al lugar ya que presentaba mucha basura que fue quemada para dejarlo tal como lo encontramos.

Todo en su lugar y emprender el regreso, quizás no fue la mejor fecha en cuanto a las capturas, pero bien vale la pena la desconexión que se logra con este fin de semana SAGRADO para los miembros del Stella.

Saludos y buena pesca para todos

Mauricio Hernández Aliaga – Mecano

firma el libro de visitas