Cifuncho – 9 y 10 de julio de 2005

Y por fin fuimos a Cifuncho, a las 12 de la noche en punto llego el bus y se empezó a saber de las primeras bajas de esta fecha, llamo la atención la ausencia de Fernando Ramos, Fernando Álvarez, Raúl Farias, Patricio Ramírez, Gerardo Pino, el Maestro Chávez entre otros. Considerando que el equipo de las garras de águila prefirió partir antes en camioneta para descansar esa noche, en el bus solamente viajamos 14 personas y el espacio sobro.

Entre atrasos varios partimos a eso de las 1 y 30 de la madrugada, inmediatamente pasado el sector de la negra nos enfrentamos a una fuerte camanchaca y la temperatura empezó a bajar bruscamente ya que el bus no tenia calefacción, incluso hay algunos que decían que por primera vez veían blanco al maestro Quispe que solo subió con un chaleco de lana, luego vino la conversación hasta las 3 y todos a dormir salvo Arístides Hernández que la siguió transmitiendo al lado del chofer hasta el mismo Cifuncho.

Eran las 6:30 de la mañana y llegamos a Cifuncho, el frío aún era muy intenso así que de inmediato se procedió al armado del campamento y preparar un café para el desayuno a la espera que se diera la largada a la fecha, por su parte el equipo de los Garra de Águila ya estaba listo para iniciar esta nueva competencia.

Si bien la playa de cifuncho es bastante bonita la mayoría concordó que no era lo que esperaba según las referencia de la Televisión y fotos del lugar ya que prácticamente no hay ninguna infraestructura disponible, la planicie antes de la playa es de tierra y la arena esta compuesta de piedrecillas muy finas además de una cantidad importante de moscas, nada tiene que envidiarle las playas de nuestro litoral como Chacaya o Itata y para colmo nos encontramos con un fuerte oleaje que hacia prever una jornada difícil.

08:30 y se dio la largada, inmediatamente los equipos se dispersaron principalmente en los requeríos que bordean la playa y unos pocos nos atrevimos a probar en la playa a pesar del fuerte oleaje, en eso estábamos cuando Tomas Ávila hijo sufrió más de la cuenta para cobrar un hermoso lenguado de dos kilos.

Paso muy rápidamente la mañana y cerca de la una empezaron a llegar los equipos, todos venían en blanco y muy cansados por la larga caminata.

La poca pesca obtenida sirvió de almuerzo, Arístides preparando una cabrillas y un rollizo, los Barracudas adornamos el pollo asado con un pequeño lenguado.

Juan Egaña fue el encargado de la cocina de los Garras de Aguila mientras que por los tiburones Janos Urrutia y Ramón Rojas, preferían pasar de largo el almuerzo y continuar pescando hasta la noche.

Esta vez los Barracudas fuimos bastante equipados con carpas, toldo, mesa, lámpara, cocinilla y nevera, lo que permitió disfrutar un poco más de la playa sin tantas incomodidades.

Cerca de la 4 de la tarde nuevamente los pescadores se dispersaron por la zona, en la Foto Juan Egaña luchando contra algo que nunca supimos ya que corto la lienza en la recogida.

Si de algo sirvió esta salida fue para probar los regalos de navidad que permanecían guardados en algún rincón, así se vio a Mario Cruz caña en mano intentando sacar el champion.

aunque luego de algún rato solo quedaba disfrutar del paisaje y la conversación.

Al atardecer el frío se empezó a hacer notar mientras llegaban poco a poco los pescadores con casi nada de capturas.

Tomas Ávila y Eduardo Farias llegaban sin nada a pesar del esfuerzo.

Lavin mostraba orgulloso un buen baunco capturado al atardecer, lastima que esos no cuentan para el pesaje.

Finalmente cerca de las nueve de la noche terminaron de llegar el resto de los pescadores que rápidamente entraron en calor con un buen café.

Pero cuando todos criticaban que simplemente no habían peces llego don Ramón Rojas y compañía con un buen kilaje demostrando que la constancia rinde sus frutos.

Cabrillas, rollizos, blanquillos y chalacos sumaron mas de ocho kilos en la pesa.

Como habían varios que desertaron en esta salida el asado fue muy generoso y sobro para el día siguiente, eso si se hecho de menos los cantos del maestro Chávez o de Fernando Álvarez.

Aburridos de la carne algunos no resistieron la tentación y quisieron variar un poco el menú.

Y quedaron bastantes buenas, tanto así que don Ramón se tentó y coopero una buena cantidad de cabrillas al asado.

La mañana siguiente la cosa no cambio mucho, la mayoría opto por resignarse y quedarse cerca para evitar la caminata, don Ramón en cambio volvió a el caletón de la noche anterior y obtuvo un par de buena piezas.

Rufino Quispe a última hora logro salvar la fecha con cuatro cabrillas que sumaron cerca de tres kilos.

Los tiburones lograron conformar un muy buen equipo y ninguno de sus integrantes defraudo, incluso los que no pescaron mucho ayudaron a sostener la pesa.

A pesar de que no fue el mejor de sus días los garras de águila supieron salvar la jornada a cargo principalmente de Yerko Yutronic.

Por primera vez en la historia de la rama los Tiburones alcanzaban el primer lugar en un campeonato y bien merecido ya que fueron los que más se esforzaron.

El Champion del año cambio de mano, Yerko Yutronic con este cabrillon logro pasar adelante con la mejor pieza que en la balanza registro 2.600 gramos.

Luego la reunión final donde se felicito a los ganadores del grupo de los Tiburones y a Yerko por el champion y se proyecto las siguiente salida para Septiembre.

Rápidamente se desarmo el campamento ya que el viaje de regreso era más largo que lo habitual y había que volver a la realidad.

Ciertamente hay que tener en cuenta que la condición del mar es muy determinante en una playa abierta para el resultado de la pesca pero Cifuncho quedo en deuda, pero al fin y al cabo sirvió para conocer un nuevo lugar de nuestra región.

Todo listo y dispuesto para el regreso, cerca de la 13:30 horas se emprendió el viaje de vuelta y hay que reconocer que viajar en bus es bastante cómodo aunque también más lento

Esta vez la conversación dentro del bus duro menos ya que el sueño se apodero de todos y el viaje se torno más llevadero.

Y así completamos el primer campeonato del año 2005 en donde la rama se ha visto favorecida con la incorporación de pescadores externos de los cuales se aprende mucho, esperamos que podamos seguir creciendo y no veremos en la próxima salida.

Saludos y buena pesca para todos

Mauricio Hernández Aliaga – Mecano

firma el libro de visitas