Los Perros- 20 y 21 de agosto de 2011

Una Vez mas estábamos listos y dispuestos para emprender una nueva jornada de pesca, el grupo de turno eran los Mulatos y el lugar elegido era al norte de Paposo.

Los Tucanes con dotación completa.

a cita fue masiva a pesar del frio invierno que nos visita y la toma de la Universidad que complica la coordinación.

Rubén y Mario, dos ilustres que refuerzan a los mulatos.

Los del Morro con su ya habitual masiva concurrencia acompañados por el team Taltal, dos amigos ciberpescadores muy entusiastas, Hugo y Francisco.

Luego de la carga de combustible y compras de último momento los equipo emprendieron rumbo al mirador de Paposo lo que origino cierta demora en la caravana, para matar el tiempo los garras probaban puntería contra una botella.

Los Garras contaban con el retorno de Juan y Luís Egaña después de varias jornadas.

Finalmente como estaba programado, cerca del medio día la caravana estaba completa en el mirador de Paposo para continuar el viaje.

El lugar elegido es conocido como playa del viejo de los perros, que debe su nombre a un antiguo alguero que vivió nada menos que 37 años solo en compañía de sus mascotas en ese sector y falleció hace poco a las edad de 92 años precisamente en este lugar en donde se recuerda su deceso, Rubén que cada vez que visita esa zona lo pasaba a ver y apertrechar por lo que se detuvo a saludarlo.

El camino de Paposo al norte se encuentra en reparación y es transitable con precaución por cualquier tipo de vehículos.

Bastante florecido por las recientes lluvias y con la presencia de muchos animales salvajes como burros y zorros se encontraba la ruta.

A muy buena hora estábamos frente a la playa del viejo de los perros, don Gustavo si mal no recuerdo era su nombre, y como lo comenta Rubén vivía congelado en el tiempo con platicas que incluían adjetivos como batablana, pelafustan y otras., Ojala descanse en paz nuestro amigo.

Por los mulatos lamentamos la baja del patito, encargado de logística, lo que obligo al Walter por primera vez en su vida a cocinar y no lo hizo mal el hombre, salvo la jornada con aceptable arroz con bistec.

Mario preparo un estofado de cola de buey que hizo chuparse los dedos a los comensales.

Carlos, el famoso pelaoC aprovecho una licencia médica para acompañarnos, al fondo Arquímedes apuntalaba la carpa y el Ara supervisaba las operaciones.

Los Tucanes como siempre abundantes y alegres.

Manos a la obra en los morros salvo un pequeño detallito…. Se les olvido comprar gas para la cocina.

Hugo del team Taltal venia armado hasta los dientes buscando repetir la jornada que hizo el martes recién pasado a unos pocos kilómetros de ahí.

Los garras disfrutando del entorno y planificando la jornada.

La zona ya presenta bastantes flores por lo que en septiembre u octubre el fenómeno del desierto florido debería presentarse con mucha fuerza.

Recordemos que la fecha se había pospuesto una semana por marejadas y el pronóstico indicaba la tarde del sábado con mar revuelto y el domingo calmo.

Los pronósticos acertaron 100%, la tarde del sábado el mar estaba muy malo con ratos de calma pero una persistente brisa complicaba las cosas y nos dejaba fuera de distancia para tener chances reales de pesca.

Por lo mismo los equipos regresaron muy temprano al campamento sin capturas que registrar.

Los garras luego de unas reponedoras onces emprendieron un arduo campeonato de dados para amenizar la jornada.

Marito y Rubén se tomaban las cosas con calma y se guardabas para la jornada matutina.

Se está haciendo una costumbre preparar onces muy abundantes por lo que para el asado nocturno poco apetito queda.

Veremos si mantemos el asado o buscamos alternativas.

El Pino como siempre alegrando la jornada con sus tallas.

El Walter trabajo arduamente para el asado, por suerte el pancho nos ayudo en la parrilla.

En la noche a ratos corría una brisa muy helada que obligo a cada grupo a cobijarse en sus respectivos toldos lo que no aminoro la conversación que se alargo hasta las 3 de la mañana.

Durante la noche estrene mi nueva linterna led de alta potencia que atrapo a varios que quisieron hacerse de una y en eso descubrimos un hermoso roedor que se escondía en una grieta, tenia forma de Chinchilla, pelaje café claro y bien gordo.

La noche fue bien fría y el cambio de hora nos descoordinaba un poco, por suerte el oleaje y el viento nos dieron tregua y las condiciones eran buenas para asegurar la jornada..

El pelao consiguiendo donde calentar agua para el desayuno.

Camine mucho seguido bien de cerca por el team Taltal para encontrar esta playita con pozones muy buenos y a distancia de mis chispas.

Pero la corvinas no llegaron a la cita y luego de probar por un par de horas busque hacer pesca variada a ver que salía, luego de uno que otro pique por fin logre una captura.

Resultó ser un bagre, pez que nunca había siquiera visto, por suerte a esa hora ya había llegado gran parte de los del morro y no falto quien me advirtió de tener cuidado con las espinas ponzoñosas ubicadas en el lomo y en los costados.

Bastante feo el bicho

Al poco rato el Ara logra esta cabrilla con chispa para cerrar la jornada.

Luego vino el pesaje donde lo más destacado fue este bonito cabrillon del Tomás Avila que registro en la balanza 2,4 kilos.

Farias complementaba el pesaje de los Garras de Águila con dos bonitos chalacos.

Los Garras recuperando terreno en el campeonato.

Los del Morro pierden el liderato ya que solo subieron a la balanza la cabrilla del Ara.

Marito se matriculo con este hermoso lenguado capturado con chispa

Y gracias al lenguado de Mario, mas el chalaco de Rubén y mi extraño bagre los Mulatos nos hacemos de la punta del campeonato a falta de solo 2 fechas.

Finalmente hicimos la respectiva reunión de cada salida en donde como primer punto se analizo la situación económica del club que se ve algo afectada por el retiro de algunos socios dejaron de trabajar en la universidad, por la imposibilidad de contar con cartas de bencina y por el aumento del precio de la bencina.

Como segundo punto se presento a nuestro socio Arquímedes de profesión Médico General que se ofreció a que en cada salida hacer un taller de primeros auxilios después del asado nocturno para capacitarnos ante la eventualidad de tener un accidente lo que se agradeció y genero bastante interés.

En vista de la seguridad de la ruta se dio libertad de retorno a los equipos, en la ruta se aprecio la vida silvestre tan poco común en nuestros parajes.

Una parada al baño sirvió para fotografiar el bonsay gigante en plena quebrada de Paposo.

Saludos y buena pesca para todos

Mauricio Hernández Aliaga – Mecano

firma el libro de visitas