Punta Tames – 22 y 23 de octubre de 2011

Esta salida resulto bastante compleja de coordinar puesto que nuestra universidad se encuentra en Toma y el contacto con los socios se complica, por lo mismo no se esperaba una asistencia muy masiva

El grupo de turno eran los Garras de Águila quienes eligieron como destino el sector del sendero, ubicado algunos kilómetros al norte de la minera Michilla.

Esta es una zona de roquerios profundos para escollera gruesa, por la cercanía del lugar el viaje se realizo con libertad de partida, de hecho el grupo anfitrión partió el día viernes al lugar.

Cerca del medio día ya estábamos los 4 grupos asistentes a esta jornada.

El oleaje se presentaría movido pero pescable desde escollera.

Nos recibió un sol veraniego que invitaba a estar guatita al sol.

Cada grupo preparo su almuerzo y no faltaron temas de conversación esperando que bajara un poco el sol para iniciar la jornada.

Los más valientes iniciaron la jornada buscando el mejor lugar en una mezcla rara entre pesca y montañismo.

Este sector guarda jornada de muy buena pesca años atrás pero desde el año pasado el nivel de capturas ha bajado considerablemente.

El primero en inaugurar la jornada fue el wayote con un bonito chalaco.

El Walter inauguraba su monocular para buscar las mejores posiciones de pesca (salen baratitos mijitu lindu por si alguien se interesa je je je).

Yo por mi parte lleve la caña liviana para chispear un poco pero poco pude hacer, al cambiarme a carnada solo sume un chalaco y esta cabinza.

Finalmente por más que buscamos solo encontramos trabas y más trabas.

Para la hora de las onces tenía una carta bajo la manga, unas ricas jaibas para saborear la tarde.

Tanto los choros a la parrilla como las jaibas son platos que toman otro sabor al prepararlos en la playa.

Nos chupamos los dedos hasta que no quedo nada de las 4 jaibitas.

Como era de esperar los encargados del asado fueron los garras quienes nos cobijaron en su campamento.

Pero había que hacer el pesaje por muy escuálida que haya sido la pesca, salvo para uno de los históricos, Yerko Yutronic rompía la regla con una sarta de chalacos bastantes grandes.

Momentos emotivos nos trajo el recuerdo de la partida del maestro chavez, uno de nuestros fundaderos que nos dejo hace muy poco, esperamos hacerle su merecido homenaje en la premiación de enero.

A falta de capturas con el Dario posábamos con el champion de la jornada, claro que era de goma.

Mientras esperábamos el carbón yo preparaba la mezcla justa.

El ambiente fue muy ameno y gratificante, esas noches que se agradecen porque terminan afianzando los lazos de amistad.

Para los registros oficiales los garras subieron a la balanza un total de 3.2 kilos.

El Walter peso su cabinza entre una lluvia de tallas.

Los del Morro anduvieron cerca del kilo en una de las jornadas más escuálidas en lo que va del año.

El Dario tenía ganas de una escollera y a pesar de lo flojo del día no defraudo.

Lamentamos el alejamiento de Yerko que se radicará en Santiago, uno de los pescadores más reconocidos y queridos del club.

Uno que no falla es don Carlos que aporta la experiencia y la simpatía.

El asado quedo de lujo y fue muy abundante, mas tarde el viento hizo bajar la temperatura y obligo a acortar la jornada.

La noche trajo muchísima humedad producto del oleaje por lo que la jornada se inicio algo tarde, alrededor de las 8 de la mañana los pescadores preparaban su desayuno.

Un grupo opto por ir al balneario de Hornitos mientras otros más porfiados nos repetíamos el plato en escollera.

A pesar de lo flojo del pique llamaba la atención la gran cantidad y diversidad de aves y vida marina, cormoranes, patos yecos, pelícanos, pingüinos, lobos y chungungos alegraban la jornada.

Ya con la caña apropiada para este tipo de pesca inicie mi jornada con un nunca bien ponderado baunco.

Luego un rollizo ya de tamaño aceptable para el pesaje.

Un chalaco que se fue devuelta al agua.

La infaltable borrachilla

Para terminar la jornada con otro chalaco chico que se fue también al agua.

Para los que creían que pingüinos solo había en la Antártida les presento al pingüino de Humboldt.

La jornada fue mísera en cuanto a capturas salvo esta bonita sarta de don Carlos que en las rocas más cercanas al campamento aseguro un par de bonitas cabrillas.

El Dario fue el único que algo aporto en la balanza para los del morro.

La odisea por hornitos no trajo muchos frutos salvo este lenguadito del Mario. Por los mulatos solo pesamos mi rollizo.

En la reunión de cierre se le brindo un fuerte aplauso a Yerko que prometió acompañarnos en alguna salida futura, que solo era un hasta luego.

La fecha final que decide las posiciones finales del campeonato se realizara los días 7 y 8 de Enero en el sector de Lobo Muerto y el grupo de turno son los actuales campeones, los tucanes.

Por la facilidad de acceso se dio libertad de retorno por lo que los tucanes y los garras se quedaron hasta mas tarde mientras que los del morro y los mulatos emprendimos la retirada inmediatamente.

Agradecer la asistencia y esperemos cerrar el campeonato como corresponde en lobo muerto.

Un abrazo fraterno y buena pesca.

Saludos y buena pesca para todos

Mauricio Hernández Aliaga – Mecano

firma el libro de visitas