Cerro de Pan de azúcar – 22 y 23 de noviembre de 2014

Que la pega, cumpleaños de la hija, resfrios, etc, quisieramos que fueran todos pero para esta salida las bajas vinieron de todos lados, pero estuvieron los que quisieron estar y con 15 particpantes y 4 vehículos las emprendimos en una nueva aventura.

Volviamos al sector de pan de azúcar, pero no el parque nacional, sino una duna que se ubica detrás de la caleta el blanco, que debe su nombre a la similitud de ese cerro con el del parque. el acceso debe ser con vehículos doble tracción, pero esta vez contariamos con uno de las camionetas de tracción simple en donde pondriamos a prueba las habilidades off road de nuestros choferes.

El primer punto de encuentro era el inicio del camino de tierra, en donde se observan trabajos de pavimentación o al menos estabilización, imagino que hasta algunas minera cercana, sentimientos encontrados ya que por un lado se agradece mejorar un poco el acceso ya que es muy duro el camino pero otro lado estos sectores aún se mantiene con muy poco presencia de gente, y se puede observar la naturaleza en su estado más natural, ojala se pueda mantener así por mucho tiempo.

Literalmente en la punta del cerro, el hermoso mirador del cobre y el imponente paisaje, punto de control de la caravana.

hasta aquí el camino está muy bien mantenido, de ahi hacía abajo un verdadero infierno, especialmente de vuelta.

Los tucanes, siempre presentes en cada paseo entregando su alegría y compañerismo.

La foto oficial del paseo con la típica talla de un poco más atrás, otro más, otro poquito

Listo para emprender la bajada por el zig zag hasta lobo muerto.

curvas iban, curvas venían hasta que por fin se divisó el mar.

Sin mayores contratiempo a eso del mediodía llegamos al cerro d epan de azúcar, en el lugar ya se estaban retirando unos pescadors de mejillones que orgullozos cargaban una buena sarta de lenguados, ¿habrá quedado alguno en la playa?.

Estoy encalillado con la marcelita, una amiga de mi señora que confeccionó el reemplazo para el bolso del toldo, claro que me dijo que le pagara con pescado y las deudas hay que pagarlas.

La playa estaba muy embancada y con un repunte de baja que empezaba hasta llegar a un coeficiente de 0.3, en palabras simples: seca.

Bajo un calor implacable los equipos armaron rápidamente el campamento para cobijarse a la sombra.

El menú seleccionado por los changos era reineta frita y ensaladas surtidas.

Los lagartos de turno con dotación completa y las ganas a mil.

Desde Calama Mauricio González junto a Pedro Soto reforzaban a los lagartos que buscaban acertar el golpe y subir de posiciones en la tabla.

Un campamento mas compacto y bien pegado al cerro para evitar el viento.

Los changos cometiendo errores fatales, primero olvidando comprar pan, y luego sin fuentes para la ensalada, tuvimos que improvisar.

Pero de alguna manera lo solucionamos y empezaba a chirrear esa reineta.

Me volví adicto al mix de lechugas organicas del jumbo… mariconadas que le dan a uno

Hasta que aparecio un souvenir de una despedida de soltero que no voy a decir quién lo trajo(ya que va a ser papa en febrero y lo pueden echar de la casa, aunque vive en un departamento en el sector del caliche, pero no voy a decir quién es, solo agregar que vende black minnow a 6500 el pack) y las bromas partieron temprano.

en el club no se permiten mujeres, pero hicimos una excepción con natalia.

Luego de un almuerzo más liviano de lo habitual para estas salidas, la mayoría optamos por ir a la paya, pese a la grotesca baja, tratando de tentar a los lenguados que pudieran haber dejado los pescadores de mejillones.

Otro grupo busco en los caletones del fondo en busca de cabrillas y mulatas.

La tarde pasaba y no subía mucho la marea, el pique nulo pero las ganas no claudicaban.

Para complicar aún más el escenario una persistente brisa en contra enfriaba el ambiente y difcultaba el lance.

Una solitaria corvina de un kilo fue todo el premio para una tarde de mucho esfuerzo, hasta que mi espalda acusó el golpe.

Para abrigar el cuerpo el pato preparo una carbona da de lapas.

a la hora del pesaje solo unos pocos tenías cifras alegres, entre ellos javier que a punta de black minnow logro una buena sarta de cabrillas.

El otro que sumó fue el jonathan sacando la cara por los pirañas.

Por los changos mi solitaria corvina y una cabrilla del pato, movían escualidamente la balanza.

Alejandro Ramos por su parte si lograba unos bonitos ejemplares de lenguado.

Luego ya vino el asado, un lomo exquisito y un vino cortesía del gurpo de turno para cada uno de los grupos asistentes, muy bonito gesto y una organización impecable, muchas gracias muchachos

Los más contentos los chungungos y los pirañas ya que vinieron uno solo por grupo y no tenían que convidar a nadie.

Luego vino la competencia de dominó, a mi el viaje y la pesca vespertina me pasaron la cuenta y un fuertísimo dolor de espalda me mandó a la cama temprano.

Un pareja por equipo en una competencia muy reñida.

hasta natalia llego un rato a jugar

A las finales se impusieron los changos con la dupla Cordero/Ramirez

La noche era joven y luego de la final continuaron las partidas

ya cerca de las 2 todos los equipo se fueron a la cama.

A la mañana siguiente el escenario era distinto , a las 7 de la mañana empezaba el repunte de alta con una llena cerca de las 11 de la mañana, algo de agua que aventuraba una buena pesca.

Esta vez la mayoría se fue a las rocas y los porfiados nos fuimos a la playa buscando netamente lenguados.

Una salida rápida para evitar el enroque pero golpea arriba contra una roca y chao señuelo, me dolío en el alma.. ebay me espera

Poco a poco empezaba a llenarse de agua la playa, por suerte amaneció nublado, lo que le daba confianza a los lenguados para atacar desde el fondo y a nosotros una pausa entre el quemante sol del norte.

Por fin una respuesta y premio al esfuerzo, dosificando los lances para que aguantara mi dolor de espalda.

poco a poco fuimos avanzando hasta llegar al fondo de la playa, el pique esquivo pero todavía encontrabamos algunos lenguados entre las rocas.

asegure la pesca temprano con tres bonitos lenguados y hasta un baunco se colgo al salir del cantil.

Las caras eran más alegres en el pesaje dominguero, el que le dio el palo al gato o más bien el palo al lenguado es ramos junior que desde las rocas encontro el caleton de la pesca milagrosa, con vista en primer plano en cómo picaban uno tras otro.

El Pino lograba una solitaria cabrillas desde los roquerios.

una tremenda pesca de lenguados por parte de alejandro en ambos días.

por mi parte una tripleta lenguadera de 5.4 kilos y el pato una bonita corvina de 2, más un lenguado de parte del walter de 2 kilos también, muy bien repartida la pesca.

Haciendo una conseción con el horario de cierre esperamos la vuelta del mario que a última hora da el batatazo con una impresionante sarta d ecorvinas.

11.2 kilos en 8 corvinas, una pesca que les asegura la punta y posiblemente el campeonato.

Esta salida marcó un índice de capturas de casi 3 puntos, una de las más altas del último tiempo, todos pescamos y con muy buenas piezas, felicitaciones

Daba mucha flojera desarmar el campamento y emprender le retorno, para amenizar un poco el pino bailaba una bachata con natalia

Desinflando neumáticos para intentar subir la 4×2, la despedida y los abrazos.

Las manos maestras del jonathan la subieron a la primera

Los lagartos junto a la gallina del camino

La madrugada del sábado un auto se había caído a la U, a la llegada del domingo en la tarde lo intentaban sacar al tiempo que el ramos miraba de lejos cuantos paños tendría que reemplazar.

Saludos y buena pesca para todos

Mauricio Hernández Aliaga – Mecano

firma el libro de visitas