El periodo de olas

Mecano cómo se ve la maruja este domingo?

El periodo de ola está largo, va a estar movido pero pescable a chispa desde playas con resguados de bahías, si van me sumo.

Cómo esta pregunta me hacen de manera regular vamos a a tratar de explicar algunos conceptos, partamos de lo más básico:

Durante el día la marea cambia, sube y baja producto de la fuerza de gravedad que ejercen el sol y la luna sobre los océanos, estos cambios de mareas ocurren cada 6 horas apróximadamente por lo que durante el día tenemos dos ciclos de mareas alta, en términos náuticos Pleamar y dos de mareas bajas o bajamar, en la imagen vemos estás dos pleamares qure estan pronósticadas para un día x a las 7:27 y a las 19:30, y dos bajares a las 0:34 hrs y 14:08,. Esta información está disponible en el sitio www.tablademareas.com entro otros.

Estos indicadores junto con la hora de ocurrencia nos informan la altura de ola en puerto(por ejemplo para la pleamar de las 7:27 nos informa una altura de ola de 1.25 mtrs. aprox.), este dato no tiene relación alguna con eventos metereológicos cómo las marejadas, sino que solamente con la posición exacta del sol y la luna que mediante una ecuación matemática nos permite saber para cualquier fecha la hora exacta de cada marea y su altura correspondiente. En cuanto a los pescaditos del gráfico están relacionados con la tablas sol lunares, que es una teoría de ingeniero que asoció la cantidad de desembarco de capturas en puerto con los factores  gravitacionales del sol y la luna, de ahí su nombre, pero que poca incidencia tiene en la pesca de orilla dónde otros factores son mucho más determinantes.

Además de estos cambios de mareas que ocurren a diario surgen dos términos que los pescadores utilizamos a menudo, uno de ellos es el repunte, que puede ser repunte de baja o repunte de alta,  esto quiere decir simplemente el momento en que se igualan las mareas, es decir el punto medio entre los picos superiores e inferiores de las ondas de este gráfico, por ejemplo si la bajamar está indicada a las 0:34 y la pleamar a las 7:27, el repunte de alta sería a las 3:34 hrs. 3 horas después de bajamar, es decir a mitad de camino entre la bajamar y pleamar, y se llama de alta ya que empieza a subir,  siguendo está logica el repunte de baja se daría a las 10:27 hrs, . Esto nos sirve para planificar nuestras jornadas, si buscamos a los lenguados en la baja en playas con rocas debemos empezar a pescar en el repunte de baja de forma que durante la actividad de pesca la marea baje cada vez más hasta llegar a bajamar y podamos poco a poco ir buscando desde la orilla hasta los pozones más profundos, en cambio si buscamos las corvinas en una playa de arena lo ideal sería hacerlo a contar del repunte de alta ya que la corvina necesita agua para entrar a la orilla misma y el periodo de esas 3 horas desde el repunte de llena a pleamar tendríamos las mejores probabilidades de tener a las corvinas a alcance de nuestros señuelos.

El otro término importante son los periodos de mareas vivas, en dónde tenemos luna llena o luna nueva que se caracterizan por tener grandes cambios en las mareas, es decir bajas muy bajas y llenas con mucha agua, producto que las fuerzas gravitatorias del sol y la luna se complementan, estos cambios abruptos del nivel del mar pueden ser un factor importante al momento de planificar una salida, ya que las playas planas y largas tienden a tornarse impescables en las bajas de mareas vivas al quedarse demasiado secas pero las llenas de mareas vivas son las ideales para buscar a la corvina en orilla. Por otro lado las mareas muertas, en fases lunares menguante y creciente muestran menos diferencias entre bajamar y pleamar, ya que la fuerza gravitacional de los astros se contraponen, esto nos permite en ese mismo tipo de playas planas de poca profundidad una pesca más larga aún en bajamar dependiendo de la predicción de la altura de ola.

Hasta aquí todo es matemática y ciencia exacta, pero hay factores que no podemos controlar cómo el clima, llámese para nuestros efectos presión atmosférica que al menos en el norte es tremendamente constante por lo que su incidencia no es mayor, no asi en otras latitudes, lo que influye enormenete en la actividad de los peces que mediante sus sentidos anticipan la llegada de temporales y marejadas aumentando su actividad alimenticia previo a estos eventos, y principalmente los temporales en altamar y el viento local, para poder tratar de anticipar las condiciones de oleaje que nos esperan en nuestras jornadas de pesca existen una serie de sitio web que nos entregan esta información, aunque la mayoría recaba información de un mismo origen el NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) de EEUU que reporta en tiempo real los cambios oceánicos a nivel global. Uno de los sitios que recaba dicha información y la presenta de forma muy amigable es ww.windguru.com en dónde podemos personalizar los spot o puntos de información más cercanos a nuestro lugar de pesca y obtener la previsión del mar para los siguientes 7 días.

Dentro de la información que nos entrega windguru, que de paso es un sitio orientado a los surfista no a los pescadores precisamente, nos informa de la temperatura ambiental, la velocidad y dirección del viento, lo que resulta fundamental preveer ya que un ventarrón fuerte hace muy dificil la pesca, a esto em refiero con ráfagas de más de 12 nudos, la altura de ola que es la misma información que vimos anteriormente y el periodo de olas que el dato fundamental que nos faltaba para conocer las condiciones de mar.

Las olas en el mar son producidas casi exclusivamente por el viento, y este puede ir desde leves brisas a huracanes, las olas cruzan los océanos en ondas que varian en su regularidad y velocidad acorde a su origen y que al llegar a los bordes costeros reducen su velocidad y aumentan su altura hasta reventar en las rompientes. Las olas viajan en grupos de 3 a 5 olas generalmente, a estos grupos de olas se les denomina trenes de olas, y entre cada grupo o tren de olas se genera una pausa, a eso se le llama el periodo de olas, es palabras más simples aún, cuando vemos una marejada notamos que hay un grupo de digamos por ejemplo 5 olas muy grandes que revientan y golpean la costa para luego generar una extraña calma que dura unos segundos para volver a arremeter nuevamente otro grupo de olas, ese periodo de tiempo se mide en segundos y entre más alto indica que las olas vienen desde distancias más lejanas y son las mas potentes, periodos de arriba de 14 segundos ya indican un mar muy movido, llegando a 18 ó 20 segundos se vuelven peligrosas y generalmente sobrepasan las barreras artificiales de nuestras ciudades y anegan los paseos costeros. Por otro lado periodos cortos de 10 o menos segundos lo vamos a notar cómo olas muy pequeñas, algunas casi inperceptibles o «mar echado», ideal para la pesca del lenguado, por su parte un mar revuelto es propicio para peces cómo la corvina o el sargo que buscan precisamente el alimento arrastrado por las olas al golpear la orilla.

Un fenómeno más raro es el mar de fondo que es menos previsible ya que son ocurrencias de frente de mal tiempo muy cercanos a la costa que alteran estas previsiones en «macro» y afectan de manera muy distintas unos sectores por sobre otros, para ello no queda más que estar atento al aviso de marejadas de este tipo dictada por directemar de la armada de Chile.

Ya con esta información, mareas vivas o muertas, hora y altura de pleamar y bajamar, previsión del viento podemos deducir si vale pena ir a pescar y que sectores serían los más indicados para esas condiciones, y por supuesto cuales peces objetivos y con que equipo debemos buscarlos.

 

Vamos a pegar palos, nada de señuelos, sólo chispas de arriba de 50 gramos y vinilos grandes. Cómo siempre gatito bajo estricto protocolo covid-19 preparando las mariendas plan B que por suerte trajo.

pd: Nota a parte el chaleco, esa queda pa la interna.


Para mar movido no hay mejor señuelo que los vibre, cuando la vista no es un factor la línea lateral cobra preponderancia, un bonito sargo que dude harto si devolverlo o dejarlo pal frito, dedo pa arriba y volvió a nadar.


Las piedras bola no perdonan, las líneas sufren muchos cortes y las chispas y señuelos en general no aguantan más de una jornada, los tobillos tambien sufren pero es dónde definitivamente hay mejor pesca en estos dias de escases.


Lenta cómo es la tónica desde hace mucho tiempo pero una que otra corvina minúscula me alegró la mañana, mención a parte las chispas garza que el mario tuvo que encargar a conce, un lance extraordinario de la celia, y la pesca entre los 60 a 90 metros, nunca antes.

pd: El spinner chispa está aún en evaluación y adecuación, pronto mis conclusiones.


Y cuando ya me dolía la espalda, ya que mi querida y antigua Gloomis 1264 es de otra época igual que yo, que aunque la actualice con una nueva distribución de anillas K adaptándola a las línea braid, no deja de acercarse a los 400 grs, el doble de una caña de surfishing moderna y pasa la cuenta, pero basta un pique para olvidar todas las molestias, ente huiro y huiro que sufría el carrete una que otra corvina, ya la celia al plomo vivo.


Y finalmente me tente con esta, no era pa champion pero suficiente para un ceviche que hace rato no me daba el gusto.


Medudas en pleno invierno, los monos que nunca se fueron, todo muy anormal, marejada tras marejadas, pero algo más abiertas las playas, creo que a pesar de todo tendremos una buena primavera por estos lares.

 

Cómo siempre un gusto compartir un poco estas teorías, aventuras y desventuras, un abrazo a cada uno de ustedes queridos amigos.

Saludos y buena pesca para todos.

 

Mauricio Hernández Aliaga – Mecano

firma en este enlace el libro de visitas y déjanos tus comentarios



Abrir chat
¿consultas, sugerencias?
Bienvenidos, te pondrás en contacto con Mauricio Hernández - mecano