Copa Picados 2022 Bahía Cisnes

La copa de los picados nació en el encuentro escualo anterior (2019), ya que siempre hay alguien que se queda abajo por los imponderables de trabajo, compromisos familiares etc. de modo de poder tener esta instancia casi pegado para sacarse las ganas. En esta segunda edición nos congregaríamos pescadores de Coquimbo, Copiapó y Antofagasta en bahía Cisnes, al sur de la famosa bahía Inglesa.

Todavía no del todo regularizados post pandemía, resulta complejo planificar actividades de este tipo, los costos por las nubes, especialmente el combustible, las diversas realidades laborales, por un lado menguadas y por otro muy presionados con fechas límites de modo que no fue fácil, pero siempre en el Stella cuando alguno decae surge otro a tomar el relevo.

Al estilo Stella , carpa y campamento, bahía Cisnes es un lugar precioso pero sin ningún servicio básico por lo que hay que llevar de todo, desde la cocina y luz hasta el agua.

Por whatsaap nos poníamos al día, los escualos ya en Huasco a saludar al Chespy y comprar los últimos pertrechos .

Los Mantarrayas partieron a medio noche y hacían la primera parada en el punto copec de Chañaral.

En la reunión de coordinación final surgió la idea de ir en el camión del jhonny y así solucionar el grave problema de espacio que teniamos, total no requeríamos necesariamente vehículos doble tracción.

Así a las 6 de mañana cargamos con todo el cachureo que se nos ocurrió el camioncito Stella, incluído tres sacos de madera que estibaron justo arriba de mi caja plástica.

Obviamente la velocidad crucero del camión era más limitada por lo que teníamos que hacer algunas paradas de control. Aprovechamos de ver bien el vinilo decorativo de la camioneta del Ruben, bastante bonito le quedo.

En pleno invierno que de por si ha sido bastante más helado que lo habitual, pero somos pescadores aperrados con mil batallas en el cuerpo.

Y el camioncito empezó a echar humo… las caras de preocupación pero don Jhony es un buen mecánico y supo sacarlo adelante aunque sin pasar las 2500 rpm. lo que hizo más lento el último tramo.

Por fin llegamos a Chañaral aunque con una hora de retraso en relación al calendario original, un sandwich de pescado en el negocio del no.

Tiempo propicio de revisar las redes sociales, los mantarrayas ya reportaban algunas capturas, el Francisco Plaza anotaba la primera.

Buena cosecha en las salinas, píntaba para bueno en ese aspecto.

Al igual que en el pasado encuentro escualo, lamentábamos las ausencias de JF por salud, de Mario, Edilberto y Elvis por compromisos laborales pero sin saberlo nosotros estos últimos iniciaban viaje a la hora de almuerzo luego de hacer lo imposible por postergar algunos compromisos.

Nosotros en Caldera, entramos a la caleta a comprar carnada para Pino, clásico los ostiones vivos, las machas y que bonito quedó con la remodelación, vale la pena visitarlo.

Por fin a eso de las 2 llegamos al campamento oficial.

Esta playa la encuentro simplemente preciosa, con atardeceres espirituales y un oleaje tranquilo, naturaleza en estado puro.

Y ahí estábamos pero el camión no llegaba.

Y luego de toda una odisea llega el camión Stella, se inaugura oficialmente la copa de los picados.


A descargar, armar campamento y recién empezar a preparar almuerzo.

El menú decía Cazuela, ideal para el día gris que nos recibió.

Claro que en la cocinilla no cundía así que a la vieja usanza sería más práctico.

Mientras se cocía la cazuela, silla de playa orientada al mar, una cerveza, algún pucho, buena conversa y mirar el horizonte. Que bonito ver esta imágen, remontarnos a cuando éramos niños y tomamos por primera vez una caña de pescar, algo que para algunos es una anécdota, para otros termina marcándolos para toda la vida, en un ciclo que se repite de generación en generación.

Cerquita de las 6 por fin la cazuela humeaba pero valió cada minuto de espera.

Simplemente impagable, por lo rico que le quedó al Pino, por los amigos que compartimos mesa, por el entorno, por la posibilidad de estar ahí..

La noche se tornó helada y una que otra gota amezaba desde el cielo.

Y para sorpresa de todos llegaron los rezagados.

Una alegría enorme volver a juntarnos en la playa, bonita sorpresa nos dieron.

Que buena sintonía entre los Escualos, los Manta y los Stella.

Y salió el vinito navegado, pucha que estaba bueno, daban ganas de cantar voy pa quelloooon voy pa quellon.

Encuentro que hay le aparece un hermano perdido a palomo.

De la serena nos acompañaron José y Velentina, entusiasmo que renueva ya los cuerpos cansados de este lote.

Indispensable el fogón Stella para abrigar la noche .

El campamento manta raya, muy rico ese mariscal de almejas y alguna corvina de la mañana, de miedo.

Poniéndonos al día en el toldo del stella y es que afuera ya los gotorones estaban preocupando.

Debajo de la chistera el maestro Rubencio sacó unos clavos oxidados geniales y el Jorge unos cuba libre que le hacían el peso.

Flameando una vez más el estandarte Stella Maris, otra pagina en la historia del club, otro recuerdo que atesorar.

Pero se nos anegó el Edilberto….. no nos va a ganar la pobreza.

La tina igual tenía frio pero aperro todo el día al lado de nosotros.

Cabecera sur de bahía cisnes, las playas bien planas pero muy agradable, poco viento, harta agua y una corriente media.

El humeral de las salinas, desembocadura del rio Copiapó. Recientemente declarado santuario de la naturaleza por lo que evitamos acampar acá para respetar su nuevo estatus, sin embargo se notaba bastante basura dispersa, un problema sin solución al menos en el norte.

Ya en la playa, listo para mojar las líneas.

De tanto comprar por aliexpres el gato no se acordaba si era un atrayente de olor para señuelos, grasa lubricantes de carrete o remedio chino para las hemorroides.

Primer pique paffftttt…. no mentira, un leve tiron y lo traje suave, un pejerrey con chispa mishhhh nuevo record.

Cerca no se notaba mucha actividad así que la opción era detras de la ola con chispa.

Y ahora si el primer pique, Elvis cobrando una bonita corvina.

1.6 Kilos y punteando para el champions.

Y el Rodrigo San Matín se anota con una bonita raya de la especie Águila(Aguila de mar se conocen, las mantarayas son las gigantes cómo la manta diablo) que destrona al Elvis y se posiciona cómo Champions.

Alrededor de 4 kilos que fue devuelta al mar pero que por supuesto cuenta para el efecto del premio a la mayor captura.

Luego la mañana languideció, una corvina minúscula por ahí, algún tirón por acá pero no pasó nada más, por lo que aprovechamos de probar las nuevas antenas importadas por Gatito. Hay que reconocer que esta vez le achuntó.

¿Que hay pa comer?.

Porque el Stella tiene festivalmmmm.

Bonito trofeo de www.Grabomac.cl siempre apoyando al deporte local y un aliado incondicional del Stella Maris.

Pintaba pa champions ese pejerrey.

Una discada, sin mariscos porque al Pino le causan alergia.

Mientras se cocinaba el disco empezaron a llegar los diversos grupos de pescadores, lamentablemente la señora fortuna no nos acompañó , en algo que ya es la norma y no la excepción.

Pero no por eso no íbamos a comer un buen ceviche, el masterchef Jorge se encargó esta vez de la faena.

Revuelve que revuelve y quedó perfecto.

15:30 Hrs y partimos con la clínica en terreno de Ruben Araya, con una experiencia de toda una vida en la pesca en varias modalidades pero nos convocaba específicamente la pesca con carnada a fondo, técnicamente hablamos el baitcasting pero a la vieja usanza, Nylon, cañas de fibra y mucha paciencia.

Para los que hemos compartido con él sabemos que Ruben es sinonimo del pez Acha, una especie muy difícil de encontrar y con quizás la mejor calidad culinaria de toda nuestra fauna, que se encuentra en escenarios muy específicos y de muy dificil pesca cómo lo son los huirales y bajerios de orilla.

Muy difícil plantearse esta pesca con los equipos y técnicas actuales, se requiere mucha paciencia y conocimiento de la zona para tener exito, pero de eso se trata de fijar desafíos.

Muy importante en lo personal era rescatar un poco este legado, ojalá documentarlo más adelante y a la vez reconocer la enorme trayectoria de Ruben.

En invierno se viene la noche luego así que a pesar del frio y el cansancio bajé a pegar unos lances y disfrutar del ocaso.

Estos entornos tan bellos te hacen apreciar la otra arte de este deporte, no se trata solo de lograr un pique o una captura, se trata mucho de disfrutar el camino.

Y al parecer el champions se quedaba con esa raya de Rodrigo.

Vaya postal muchachos.

Respirar adentro y hondo, alegrías del corazón.

Bien atrás, a fondo, a media agua, por los bordes de roca… pa la otra.

En un abrir y cerrar de ojos ya se nos venía el cierre del evento.

Con mucho cariño y con los siempre limitados recursos propios, tratamos de planificar una actividad al año en que nos encargamos de recibir y agasajar a nuestros pares, sin ningún fin comercial ni competitivo, tratando de resaltar el compañerismo, el respeto al medio ambiente y la comunión que surge entre clubes que tienen la misma orientación.

Para cerrar el evento una Albacora a la parrilla, una preparación bastante particular que me gusta mucho hacer en la playa.

Gracias a nuestros amigos de JigFish, Pedro Rojas, Raúl Iglesias y BigFish pudimos entregar algunos presentes. Oscar Dutty recibe de manos de Palomo un set de vinilos y chispas Jig Fish.

Porque sabemos el esfuerzo que realizaron en venir, para nuestro amigo Edilberto Vegeta Murillo un justo reconocimiento.

Oscar Rojas entrega un presente a los hermanos Moisés y Marcelo Rojas que nos acompañaron desde Ovalle y Caldera.

Alejandro destaca a Jorge Vergara de los Mantarayas.

A manos de Raúl una medalla muy especial para un personaje icónico de la pesca recreativa, a toda la trayectoria formativa de Felipe Yueng.

Alejandro Saldaño, el presidente perpétuo de los Manta, felicitaciones amigo.

A mi amigo Rubén, gracias por todo el apoyo y los años compartidos en lo personal y con el grupo. Acá entrega un reconocimiento a otro grande pero esta vez del club escualos, al irreemplazable Chune.

Para José Ramos y Valentina, gracias por acompañarnos y ojalá seguir compartiendo en eventos futuros.

Finalmente el Champions, felicitaciones Rodrigo, bonita raya y excelente recuerdo que atesorar.

Los valientes que respondieron el llamado, cuál de todos más buena onda.

Vamos planificando el próximo encuentro, ideas y ganas siempre hay.

Aqui águila calva, adelante copito de nieve.

Terminada la premiación viene el relajo, es que igual estresa un poco estar detrás de la planificacion y ejecución de estos eventos.

Caras alegres y sonrisas, con eso nos damos por pagado cómo club.

Insospechado el sex-appeal de Pino en este evento, no voy a hacer mas comentarios para no comprometer, se va al reporte B.

Me gustó mucho la idea que tuvo Mario de hacer una salida exclusivamente de pesca a fondo en alguno de los escenarios del Ruben, la vamos a tratar de concretar pronto.

Que agradable el reencuentro con los amigos, la conversaciones y anécdotas.

Será que en cosa de dias cumplo 50 años y estoy en una etapa seriamente reflexiva, pero observaba en que difícil es encontrar un entorno emocional tal cómo este que te da estos paseos de pesca con amigos, en donde bajas las caretas, no necesitas guardar composturas ni apariencia, te expones tal cuál y puedes ir desde apretarte la guata de tanto reirte a las lágrimas en los ojos de palomo al recordar a su padre, son situaciones, momentos, sensaciones que hay que aprovechar porque no siempre van a estar ahí y que difícil es encontrar dichos espacios en el ajetreado día a día en que vivimos inmersos.

Ya el cansancio pasaba la cuenta y la noche no fue tan larga como en otras ocasiones.

Lunes, dia de retorno y por fin algo de sol y calorcito primaveral.

Dentro de lo planificado estaba pescar temprano y aprovechar la mañana pero todos equipos emprendieron el viaje de retorno más temprano, el viaje es largo y muchos los cachurreos que guardar.

Una hermosa vista aérea de la distribución del campamento.

Otra postal más para enmarcar, la preciosa bahía Cisnes.

Con el master Felipe Yueng, tratando de mantener a floje un eje entre los Escualos, Atacama fish, Mantarrayas y Stella Maris, para tener un calendario permanente de 3 o 4 actividades anuales.

Puros master chef en esa foto.

Gobiernense.

Yo los vi nacer, gran club los Mantarrayas.

Hermosa vista aérea desde el dron de Rodrigo.

Por supuesto que uno de los lineamientos éticos que nos rigen y hermanan cómo clubes es el cuidado del medio ambiente, y dentro de él , el manejo de la basura, con orgullo podemos decir que dejamos el lugar mas limpio de lo que estaba.

En resumen un hermoso paseo, un lugar extraordinariamente bello, buenos amigos, gratos momentos, mala pesca pero que más da, no vivimos de eso, solo es un pasatiempo.

Saludos y buena pesca para todos.

Mauricio Hernández Aliaga – Mecano

firma en este enlace el libro de visitas y déjanos tus comentarios



Abrir chat
¿consultas, sugerencias?
Bienvenidos, te pondrás en contacto con Mauricio Hernández - mecano